efecto conjunto de medidas
Ajuste al gasto impactará el PIB en 0.4%: analistas
JPMorgan, Grupo Financiero Banorte e Invex fueron los primeros en modificar sus pronósticos. Los tres grupos estiman que el ajuste presupuestal de 132,300 millones de pesos minará en 0.4 puntos la capacidad de crecimiento de la economía.

Comienzan las correcciones a las expectativas de crecimiento para México, tras incorporar el efecto que tendrá el ajuste al gasto público, anunciado por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Además, dos grupos financieros anticipan que el gobierno federal tendrá que recortar de nuevo su presupuesto.

JPMorgan, Grupo Financiero Banorte e Invex fueron los primeros en modificar sus pronósticos. Los tres grupos estiman que el ajuste presupuestal de 132,300 millones de pesos minará en 0.4 puntos la capacidad de crecimiento de la economía.

En tanto, dos de las firmas que traían los más bajos pronósticos para el Producto Interno Bruto (PIB) desde que inició el año, que son Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML) y Barclays, consignaron que ya habían descontado el efecto estimado de los ajustes al gasto que se presentarían este año.

Ambos grupos financieros internacionales, BofA-ML y Barclays, dejaron sin cambio sus pronósticos, que coinciden en 2.3 por ciento. Y concuerdan en que se trata del primero de más recortes al gasto público.

De acuerdo con el economista en jefe de BofA-ML para México, Carlos Capistrán, “no está claro si se trata de un recorte con respecto a lo que el gobierno gastó en el 2015 como porcentaje del PIB, o si es un corte con respecto a los gastos aprobados por el Congreso para el 2016”.

“Debido a esta confusión (...) todavía esperamos que el recorte promedie un punto del PIB, incluyendo el ajuste anunciado, con respecto a lo que gastó el gobierno en el 2015”.

El recorte anunciado del gobierno para el ejercicio 2016 es equivalente a 0.7 puntos del Producto.

Aparte, el economista en jefe para México de Barclays, Marco Oviedo, anticipó que se prevén más ajustes en el gasto de inversión.

De acuerdo con el economista en jefe para México de JPMorgan, Gabriel Lozano, la economía mexicana alcanzará una expansión de 2.4%, en vez de 2.8% que habían estimado al iniciar el año.

El efecto persistente del menor consumo e inversión del gobierno tendrá efectos secundarios que incluso se arrastrarán el año entrante, evidenció en una nota, donde también redujo sus expectativas sobre el PIB esperado en el 2017, de 2.9 a 2.6 por ciento.

Esta expectativa revisada se encuentra en el piso del rango esperado por el Banco de México, que es de 2.5 a 3.5 por ciento. Y está también por debajo de 2.6% esperado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el equipo de análisis bursátil de Banorte Ixe, las medidas anunciadas por el Banco de México y Hacienda influirán en el crecimiento para este año.

Esto porque el ajuste al gasto tiene un efecto multiplicador de gastos del gobierno en general. La previsión de GFBanorte se redujo de 2.7 a 2.3 por ciento.

En la conferencia de prensa donde anunciaron la medida, el secretario de Hacienda afirmó que el recorte al gasto tendrá “un efecto muy marginal” en el PIB de este año, pues la mayor parte del ajuste se dará en Pemex y en gasto corriente.

Ahí mismo, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que “el impacto sería prácticamente nulo”.

Vaticinan menos inversión

Para Invex Banco, tanto el ajuste al gasto como el alza de tasas a 3.75% restarían 40 puntos base al crecimiento del PIB. Por ello, ya redujo su expectativa de crecimiento económico para este año, de 2.50% a 2.10 por ciento.

En un documento, el grupo financiero explica que el recorte al gasto de 0.70% del PIB se centrará en Pemex y los gastos corrientes del gobierno federal, por lo que espera que el efecto sobre la economía real sea limitado.

Sin embargo, destaca, es de esperarse un menor gasto público en inversión de infraestructura y una menor producción petrolera. Al mismo tiempo, destaca que el incremento en los costos financieros tras el aumento de 50 puntos base en la tasa de referencia podría 
desalentar la inversión privada.

“Esperamos una contracción del sector de la construcción que, junto a la prolongada crisis del sector minero, lastre aún más el crecimiento industrial del país”.

Invex enfatiza que si bien las medidas de las autoridades fortalecen el marco macroeconómico del país, los efectos lastrarán el crecimiento económico.

“No obstante, el efecto multiplicador del gasto fiscal es marginal, por lo que no esperamos una reducción al crecimiento proporcional al monto anunciado”, refirió.

Por el lado positivo, Invex considera que la recuperación del consumo privado se mantiene como el principal motor de crecimiento, por lo que con esto, dice, se mitigarán los efectos de menor inversión y producción petrolera.

Aunado a ello, la expectativa de una mayor tracción económica en Estados Unidos, apoyará al sector manufacturero mexicano y la depreciación del peso favorecerá las exportaciones, dice el Grupo financiero.

valores@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios