será equivalente a 30% de los gastos
Listas, las reglas para el estímulo fiscal en tecnología
Los proyectos de inversión deben ser viables tomando en consideración un dictamen que realice el Conacyt.
La SHCP publicó la reglas en el Diario Oficial de la Federación. Foto Archivo EE: Fernando Villa Del Ángel

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer las reglas generales para que los contribuyentes puedan tener acceso al estímulo fiscal a la Investigación y Desarrollo de Tecnología, que se aprobó para este ejercicio fiscal.

Para este año la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en su artículo 202, permite un estímulo fiscal sobre este impuesto a los contribuyentes que tengan proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, en el cuál se podrá aplicar un crédito fiscal equivalente a 30% de los gastos e inversiones realizados en el ejercicio.

En la Ley del ISR se emiten algunas obligaciones para tener acceso a este beneficio fiscal, tales como: que el monto total del estímulo no exceda los 1,500 millones de pesos por cada ejercicio fiscal ni de 50 millones de pesos por contribuyente y que éstos deberán presentar en febrero de cada año una declaración informativa en la que se detallen los gastos e inversiones realizados en el proyecto de investigación y desarrollo de tecnología autorizado.

Además, tendrán que llevar un sistema de cómputo mediante el cual se proporcione al Servicio de Administración Tributaria (SAT) la información relacionada con la aplicación de los recursos del estímulo en cada uno de los rubros de gasto e inversión que este órgano desconcentrado determine.

Sin embargo, hacían falta las reglas generales, mismas que fueron publicadas por la Secretaría de Hacienda en el Diario Oficial de la Federación.

En éstas se especifica que los contribuyentes interesados en recibir el estímulo fiscal para invertir en tecnología, deberán estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y tendrán que ingresar al sistema en línea del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el cual fue desarrollado para el envío y recepción de la solicitud para la aplicación del estímulo.

Posteriormente, tendrán que llenar el formato de solicitud con su información y la del proyecto de inversión, el cual deberá contener el nombre del proyecto, el planteamiento de la hipótesis, posibles soluciones, la metodología a utilizar para comprobar la hipótesis, así como los resultados esperados.

Las reglas generales también detallan que el contribuyente firmará mediante su e.firma que los datos y documentos anexos son lícitos, fidedignos, comprobables y que ha leído y acepta los términos y condiciones para solicitar el estímulo fiscal.

El decreto también informa que, una vez dados de alta en el sistema en línea del Conacyt, los contribuyentes recibirán notificaciones relativas al estímulo fiscal a través del sistema en línea, por lo que los pagadores de impuestos tendrán asignado un apartado de consulta de notificaciones dentro del sistema en línea.

Por último, en el documento se destaca que el Comité Institucional otorgará el estímulo siempre que los proyectos de inversión sean viables, tomando en consideración un dictamen de procedencia técnica que realice el Conacyt y considerando la evaluación respecto del cumplimiento de sus obligaciones fiscales realizada por el SAT.

Entre los criterios de la evaluación está la generación formal de patentes, modelos de utilidad y derechos de propiedad industrial, el desarrollo de prototipos y otros entregables equivalentes, así como la vinculación con instituciones de educación superior y centros públicos de investigación. Para estos efectos, existirá vinculación cuando más de 20% del gasto total del proyecto de inversión haya sido ejercido a través de dichas instituciones o centros.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de