APROPIADAS, MEDIDAS DEL GOBIERNO PARA BAJAR DEUDA
FMI insiste: a México le serviría un Consejo Fiscal
Daría transparencia y bases técnicas al debate sobre política fiscal, dice el director de Asuntos Fiscales del FMI. “No lo necesitamos”, contesta Rubio.
Yolanda Morales y Luis 
Miguel González
Abr 19, 2017 |
23:47
Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda, durante su participación en el foro “Globalismo vs nacionalismo”. Foto: FMI
compartir

Washington, DC. El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que son apropiadas las medidas que plantea el gobierno mexicano para bajar su deuda, pero enfatiza la pertinencia de que se aplique en el país un Consejo Fiscal Independiente.

“Las autoridades podrían considerar un cambio institucional más profundo, que considere la creación de un Consejo Fiscal Independiente que aumente la transparencia del debate sobre la política fiscal y al mismo tiempo profundice las bases técnicas de dicho debate”, insistió Vitor Gaspar, director de Asuntos Fiscales y de Finanzas Públicas del FMI.

Al respecto, unas horas después, contestó la subsecretaria de la Secretaría de Hacienda, Vanessa Rubio: México no necesita un Consejo, ni siquiera para blindar la política fiscal ante los riesgos políticos que podría traer el 2018, “yo creo que está blindado porque se está trabajado con solidez técnica en la Secretaría de Hacienda. No necesitamos un órgano con esas características”.

La propuesta de crear un Consejo Fiscal Independiente fue hecha por el FMI a fines del 2015 y tomó fuerza en octubre del 2016. Antier, Carlos Végh, economista en jefe del Banco Mundial para América Latina, dijo que la mayor aportación de estos consejos es la de ser un contrapeso al optimismo de los gobiernos. La Secretaría de Hacienda se ha opuesto desde un inicio.

Para el 2017, la relación deuda pública/PIB de México disminuirá después de un aumento marcado de ese coeficiente en el 2016. Según el monitor fiscal que elabora el FMI, la deuda aumentó de 53.7% en el 2015 a 58.1% en el 2016. El año en curso marcará el principio de un cambio de tendencia, proyecta el organismo. Esa relación disminuirá a 57.25 en el 2017 y podría situarse en 54.1% en el 2022. De acuerdo con el monitor fiscal, la deuda era 42.2% del PIB en el 2010 y 46.3% en el 2013.

“Si consideramos que esta trayectoria que refleja los planes del gobierno de México es apropiada porque a pesar de que el nivel de deuda no es muy alto, desde el punto de vista de lo que se observa en el resto del mundo, al mismo tiempo el costo de financiar del gobierno mexicano es relativamente alto y la credibilidad asociada con una disminución gradual de la relación deuda pública/PIB probablemente afecte los costos de financiamiento.

“Al mismo tiempo vemos los esfuerzos de consolidación de México y consideramos que se basan en un enfoque global, basado en una actualización de la ley de responsabilidad fiscal que programará un vínculo entre el déficit fiscal y la deuda pública.

“En ese sentido, las autoridades hasta podrían considerar un cambio institucional más profundo, incluida la creación de un Consejo Fiscal Independiente. Esto aumentaría la transparencia del debate sobre la política fiscal de México y al mismo tiempo profundizaría la base técnica de dicho debate, como ocurre en otros países”.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de