un incremento esperado
Alza de transporte, impacto transitorio en inflación: Carstens
El aumento del transporte público, que sólo en la Ciudad de México fue de 1 peso, “tendrá un impacto temporal en la inflación”, aseguró el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.
El gobernador del Banco de México aseguró que el aumento tendrá un impacto temporal en la inflación. Foto: Cuartoscuro

El aumento del transporte público, que sólo en la Ciudad de México fue de 1 peso, “tendrá un impacto temporal en la inflación”, aseguró el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Destacó que su impacto está considerado como “parte del proceso que se vive de aumentos transitorios en esta primera mitad del año”.

En breve conferencia, al término de su participación en la presentación de las obligaciones de transparencia de Banco de México, estimó que “el nivel de inflación arriba de la cota superior de 5.6 a 5.7% entrará en declive a partir de la segunda mitad de este año”.

Esta afectación sí estaba considerada desde que se anunció la liberalización del precio de la gasolina que, reiteró, “se irá matizando desde la segunda parte del año”.

“Algunos ajustes de precios como el mencionado han sido resultado de una decisión del aumento de un solo precio, que son las gasolinas. Pero se irá filtrando a través del sistema de precios y no debería dar un aumento sostenido de la inflación”, explicó.

Estimó que será entre enero y febrero del próximo 2018 cuando el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) llegará a niveles inferiores a 4%, el techo del intervalo objetivo de inflación fijado por el banco central.

Señaló, en el encuentro con periodistas, que en la Junta de Gobierno anticipan que se logrará la convergencia de inflación hacia finales del año entrante. Es decir, que en ese momento el INPC regresará a niveles alrededor del objetivo de 3% con +/-1 punto porcentual.

Alza en transporte, reflejo 
en primera mitad de mayo

De acuerdo con la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, a partir del martes 25 de abril el pasaje de microbuses y vagonetas es de 5 pesos para una distancia de 5 kilómetros; 5.50 para un recorrido de hasta 12 kilómetros y 6.50 para un traslado de más de 12 kilometros. En tanto, en autobuses, la tarifa sería de 6 pesos hasta 5 kilómetros y 7 pesos para una distancia mayor a ese trayecto.

Analistas de Scotiabank anticiparon desde entonces que el efecto en inflación por estos incrementos sería perceptible en el dato de la primera quincena de mayo, que está programado para difundirse el día 24 de este mes.

Desde enero, analistas financieros de Finamex Casa de Bolsa habían advertido que era previsible un efecto indirecto y menos evidente de la liberalización del precio de la gasolina y tenía que ver con el aumento que se trasladaría a consumidores.

Entonces, Guillermo Aboumrad, director de Estrategia de Mercados en la firma, explicó que los productos de los bienes y servicios recibirían un impacto en sus costos variables, debido al pago adicional del combustible. Lo que en algún punto del año, se trasladaría al consumidor y, por ende, a la inflación.

El aumento del transporte aludido por el banquero central es aplicable en Ciudad de México. Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, que ofrece información desagregada de la inflación, permiten ver que desde la primera quincena de abril el indicador para el área Metropolitana de la Ciudad de México traía una tendencia por arriba de la misma cota del intervalo de inflación, esto es, en 5.46% a 12 meses.

Este nivel estaba incluso antes del alza de tarifas de transporte público, ligeramente debajo de la medición nacional, que en el mismo periodo estaba en 5.62 por ciento.

Tipo de cambio, 
con ventaja temporal

En la misma conferencia, el banquero central mexicano explicó que el tipo de cambio ha moderado su tendencia alcista esta semana, principalmente por factores externos.

“Lo que hemos visto es una baja generalizada en precios de mercancías básicas —internacionales— que se ha reflejado en el precio de la moneda y no tiene que ver con la fortaleza macro del país, sino con la reacción generalizada que ha afectado a las divisas emergentes”, explicó.

Argumentó que como el peso está sujeto a un régimen de flotación, hay factores exógenos que pueden incidir en su cotización y es parte de su funcionamiento como está sucediendo en este momento.

El banquero central respondió que el programa de coberturas cambiarias liquidables en pesos se mantiene en marcha, como se informó desde marzo. Herramienta de la que hasta ahora se han colocado forwards por el equivalente a 1,000 millones de dólares, de 20,000 millones que está dispuesto a subastar.

Las coberturas son un nuevo instrumento para estabilizar al mercado cambiario, que no afectará el saldo de las reservas internacionales y se suma al arsenal de mecanismos a disposición de las autoridades.

Su activación es discrecional y desde su anuncio sólo se ha utilizado en una ocasión, el 6 de marzo.

La menor presión del tipo de cambio no ha tenido una consistencia suficiente para marcar tendencia contraria a los datos observados desde septiembre del año pasado.

Carstens dijo que hay pocas políticas públicas que por su naturaleza están tan expuestas al público como las de bancos centrales. Y aseveró que el Banxico, con el esquema de objetivo de inflación mediante objetivo de tasas, lo ha evidenciado con hechos.

ymorales@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de