BCE no debería esperar para el retiro de los estímulos: Coeuré
El BCE no debería esperar demasiado tiempo antes de retirar los estímulos una vez que esté convencido de que la inflación se ha recuperado y podría, en teoría, subir las tasas pronto si fuera necesario, dijo Benoît Coeuré, miembro del Consejo del banco central.
Reuters
May 18, 2017 |
21:28
Para Coeuré, el BCE no debería ponderar los asuntos políticos a la hora de decidir su política monetaria. Foto: Reuters
compartir
Widgets Magazine

El Banco Central Europeo (BCE) no debería esperar demasiado tiempo antes de retirar los estímulos una vez que esté convencido de que la inflación se ha recuperado y podría, en teoría, subir las tasas pronto si fuera necesario, dijo Benoît Coeuré, miembro del Consejo del banco central.

Con la zona euro creciendo a su mayor ritmo en años y la inflación apenas debajo de 2%, el BCE siente la presión de Alemania, la mayor economía del bloque, para comenzar a retirar su plan de compra de bonos por 2.3 billones de euros (2.6 billones de dólares) y empezar a subir su tasa de interés principal, actualmente por debajo de cero.

Coeuré, defensor de las políticas del presidente del BCE, 
Mario Draghi, dijo en una entrevista exclusiva con Reuters que el banco debería estar preparado para cambiar su postura una vez que las condiciones económicas lo permitan o corre el riesgo de un mayor revés financiero cuando finalmente lo haga.

“Demasiado gradualismo en la política monetaria conlleva el riesgo de mayores ajustes del mercado cuando finalmente se toma la decisión”, declaró Coeuré.

El funcionario añadió que el BCE no debería ponderar en exceso acontecimientos políticos como elecciones a la hora de decidir su política, una posible referencia al proceso electoral de Alemania en septiembre y de Italia en mayo del 2018.

Aunque Coeuré defendió la postura ultralaxa del banco y sus guías políticas, abrió la puerta, al menos en teoría, a un aumento de la tasa de depósito incluso antes de que finalicen las compras de bonos, en contra de la política establecida por la entidad.

Sus declaraciones suponen una desviación de las opiniones expresadas por el vicepresidente, Vitor Constâncio, y el economista jefe, Peter Praet, dos aliados de Draghi que han abogado por la lenta normalización de la política del banco.

La inflación en la zona euro fue de 1.9% en abril, en línea con la meta del BCE. Sin embargo, se espera que se relaje de nuevo en los próximos meses al disminuir el efecto rebote en los precios de la energía.

El Consejo de Gobierno del BCE se reunirá el 8 de junio en Tallin. No se espera ningún cambio importante más allá de un ligero ajuste en el mensaje de política monetaria para reflejar una mejora en las perspectivas económicas.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de