es el NIVEL MÁS ALTO DESDE DICIEMBRE DEL 2008
Inflación, incontenible; en julio llegó a 6.44%; subyacente, al alza
El rubro de frutas y verduras presionó; analistas esperan que en agosto alcance su mayor nivel

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) siguió al alza y se ubicó en 6.44% anual, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta manera, la cifra registrada en julio supone el nivel más alto desde diciembre del 2008, cuando, con la crisis financiera, el país encontró una inflación en 6.53 por ciento.

Además, desde julio del 2016, cuando los precios al consumidor avanzaron a 2.65%, éstos han seguido con una tendencia alcista, y desde inicio de este año se han posicionado por encima del rango objetivo del Banco de México (Banxico) de 3 +/- 1 punto porcentual. En su comparación mensual, el INPC presentó un incremento de 0.38 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, los productos que registraron una mayor variación al alza fueron el jitomate (21.80%), el tomate verde (18.68%), la papa y otros tubérculos (15.98%), los servicios turísticos en paquete (9.71%) y los plátanos (8.88 por ciento).

“Superó nuestras expectativas en función de un mayor incremento a lo esperado del componente de fruta y verduras (...) Incluso no descartamos que hayan incidido en el precio de algunas mercancías alimentarias. Por otro lado, la temporada vacacional generó mayores presiones en los precios de los servicios turísticos a las observadas hace un año”, precisó Alejandro J. Saldaña, analista de Ve por Más.

En línea con lo anterior, en un análisis elaborado por Banorte, el banco indicó que la inflación del séptimo mes del año se explica por “presiones sobre los precios agrícolas así como de otros servicios”, en donde también señala los aumentos en los precios de las frutas y verduras.

En el otro extremo, los productos cuyos precios cayeron fueron la uva (16.97%), el pepino (7.99%), el gas doméstico LP (2.46%), los pantalones para mujer (1.60%) y los vestidos, faldas y pantalones para niñas (1.44 por ciento).

Subyacente tampoco se detiene

A la par del INPC, la inflación subyacente registró un avance mensual de 0.27%, mientras que en su comparación anual se ubicó en 4.94 por ciento.

De acuerdo con el análisis de Joan Enric Domene, de Invex Casa de Bolsa, la inflación subyacente aumentó debido al incremento mensual de 0.40% y 0.12% en los precios de los servicios y las mercancías, respectivamente.

Destacó que en el rubro de las mercancías no alimenticias, el más susceptible al efecto traspaso de la depreciación del peso, presenta una desaceleración, mientras que las alimenticias mantienen una tendencia al alza.

Por su parte, el índice de precios no subyacentes se elevó 0.72% a tasa mensual y 11.27% a tasa anual. Dentro de este índice, los productos agropecuarios tuvieron una variación de 2.49%, mientras que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 0.41% mensual.

Para el analista de Invex, se observan presiones temporales en los precios agropecuarios, por lo que la inflación podría estar cerca del techo para este año.

Prevén que cierre por arriba de 6%

Ante una expansión más agresiva de lo estimado que ha tenido el precio de las frutas y verduras, el analista de Ve por Más indicó que el grupo financiero modificó el pronóstico para la inflación al cierre de este año de 5.90 a 6.00%, además, esperan que el INPC alcance su mayor nivel en agosto, para después empezar a converger hacia el objetivo del Banxico.

De igual manera, Banorte cambió su estimación para la inflación de 5.7 a 6.2% para finales de este año, mientras que para el 2018, si bien prevén que los precios queden dentro del objetivo fijado por el Banxico, también subieron su previsión de 3.1 a 3.8 por ciento.

“Es importante mencionar que el mercado continúa subestimando la inflación, lo que sugiere presiones adicionales por encima de los pronósticos en las más recientes encuestas”, aseveró la entidad.

Por su parte, Invex mantuvo su expectativa de 6.3% para el cierre de este año; sin embargo, no consideró que el techo está por alcanzarse. No obstante, precisó: “Aún existen riesgos de que una eventual depreciación adicional del tipo de cambio genere mayores distorsiones en los precios de mercancías y servicios, así como la posibilidad de que persistan las presiones en los precios agropecuarios”.

ana.martinez@eleconomista.mx


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de