¿Qué es el mercado de derivados?

Foto: Archivo

Los productos derivados son instrumentos que contribuyen a la liquidez, estabilidad y profundidad de los mercados financieros; generando condiciones para diversificar las inversiones y administrar riesgos.

La principal función de los derivados es servir de cobertura ante fluctuaciones de precio de los subyacentes, por lo que se aplican preferentemente a portafolios accionarios, obligaciones contraídas a tasa variable, pagos o cobranzas en moneda extranjera a un determinado plazo, planeación de flujos de efectivo, entre otros.

El mercado de instrumentos financieros derivados está organizado de futuros y opciones estandarizados, compensados y liquidados en una Cámara de Compensación (Asigna) con mecanismos prudenciales definidos para todos los participantes.

En México, los participantes del mercado son la Bolsa (MexDer), Asigna, los Socios Liquidadores, Operadores y Formadores de Mercado.

Estos participantes están regidos por las "Reglas a las que habrán de sujetarse las sociedades y fideicomisos que intervengan en el establecimiento y operación de un mercado de futuros y opciones cotizados en Bolsa" y por las "Disposiciones de carácter prudencial a las que se sujetarán en sus operaciones los participantes en el mercado de futuros y opciones cotizados en Bolsa".

Pero ¿quién puede operar instrumentos derivados listados y cómo se puede acceder a dicho mercado?

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), cualquier inversionista cuyo régimen de inversión se lo permita, puede participar en la negociación de contratos de opción y futuro con la finalidad de cubrir u optimizar el riesgo de un portafolio.

SOCIO LIQUIDADOR
Para operar en el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) se debe contactar a un Operador o Socio Liquidador, a través de los cuales se abre una cuenta denominada “Cuenta MexDer”.

Según la CNBV, un Socio Liquidador es el fideicomiso que sea socio de la Bolsa y que participe en el patrimonio de la Cámara de Compensación, teniendo como finalidad liquidar y, en su caso, celebrar por cuenta de Clientes, Contratos de Futuro y Contratos de Opción operados en Bolsa.

Es decir, es el encargado de liquidar en forma diaria las operaciones de los clientes, administrando, a través de un fideicomiso, la aportación inicial mínima que proporciona cada uno de ellos.

Actúa también garantizando el cumplimiento de la operación para ambas partes, todos los Socios Operadores requieren efectuar un contrato con un Socio Liquidador, para participar en este mercado.

Fuente: Asigna y CNBV.

fondos@eleconomista.com.mx