136 nuevas emisoras mexicanas se incorporaron al Mila
Diversificación en las inversiones, la ventaja del Mila
El mercado se convierte en una alternativa de inversión tanto para mexicanos como para extranjeros.
Zyanya López / El Economista
Ene 9, 2015 |
14:05
Bolsas de Valores que conforman el Mila
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

El 1 de diciembre del 2014 se convirtió en una fecha relevante para la economía mexicana. Fue precisamente este día cuando la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se integró oficialmente al Mercado Integrado Latinoamericano (Mila).

Pero no fue sino hasta el segundo día del mismo mes que la Bolsa mexicana realizó su primera transacción, operación realizada por GBM México a través de GBM Chile, la cual compró 200 acciones de Falabella, por un monto de 1,415 dólares.

Dicha integración sin duda se convierte en una oportunidad de negocio para inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, y es que “con esto, la región le está dando un mensaje al mundo de que las cosas se están haciendo de manera diferente”, aseguró Sebastián Rey, director de capitales de GBM.

Además, agregó el experto, México en el Mila significa la duplicación del tamaño del mercado. Cifras del Mila indican que en total serán 780 valores entre los cuatro países, convirtiendo al mercado en el líder por número de compañías listadas en América Latina y el primero en tamaño de capitalización bursátil.

Retos y oportunidades

Si bien nadie puede garantizar los rendimientos futuros en las inversiones, el Mercado Integrado Latinoamericano sí se convierte en una opción de diversificación, tanto en divisas como en sectores, para el inversionista mexicano.

“El Mila va a ser una alternativa complementaria a las inversiones que se puedan hacer desde nuestro país (aunque depende de la volatilidad de los mercados, y mientras sigan con tantos altibajos será muy complicado), es importante analizar muy bien las opciones antes de tomar cualquier decisión”, declaró Arturo Orozco, operador de Fondos de Value Casa de Bolsa.

¿Los mexicanos están preparados para invertir en un mercado de tal magnitud?

Sebastián Rey aseveró que los retos de los nacionales son los mismos que se vienen trabajando para aquellos que invierten en la BMV, pero muchísimo más acentuados: “Se trata de un tema cultural, si bien nosotros recomendamos a los inversionistas que compren acciones extranjeras, nada podrá cambiar si no se cuenta con una cultura de ahorro e inversión”.

Y es que apostarle a acciones que no se conocen resulta más difícil, muchas veces el cliente no está familiarizado. “Si los inversionistas nacionales no dominan las acciones nacionales, es difícil pensar que lo hagan con las internacionales”, enfatizó Raúl Feliz, profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Sin embargo, añadió, “el reto más importante es de carácter tecnológico, puesto que las bolsas de estos cuatro países tienen que enfrentarse a la armonización de los sistemas respectivos, las liquidaciones, la infraestructura, etcétera”.

Pese a esto, “alternativas como el Mila son buenas a largo plazo. En estas opciones el desarrollo es difícil a corto plazo, pero una vez que la gente se familiariza, el crecimiento se vuelve importante”, concluyó Sergio García Márquez, director de Value Operadora de Sociedades de Inversión.

zyanya.lopez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de