5,600 mdd eran los activos administrados por Mirova en 2014
Mirova, soluciones para el desarrollo sustentable
En América Latina aún es incipiente la tendencia hacia las inversiones verdes. El grupo Natixis coloca a Mirova en el mercado mexicano para potenciar esta alternativa.
Patricia Ortega
May 8, 2015 |
11:30
Jens Peers, director de información, renta variable, renta fija e inversión de impacto de Mirova. Foto: EE/Hugo Salazar
compartir

El mercado bursátil mexicano recibirá una nueva estrategia de inversión, la cual viene avalada por un fuerte antecedente de aceptación en los mercados europeos, principalmente en países como Francia, Holanda, Noruega y Suecia.

Se trata de Mirova, filial de Natixis Asset Management, que solamente invierte en valores listados, y que ofrecerá a los inversionistas nacionales la opción de participar en instrumentos a través de los cuales se podrá generar un impacto positivo en el medio ambiente, la salud y el entorno social, materia donde los países europeos han estado a la vanguardia desde hace más de tres décadas.

¿Por qué invertir en bonos verdes?

“Porque el abasto de recursos naturales, especialmente agua, alimentos y aire puro es cada vez más limitado”, indica Jens Peers, director de Información, Renta Variable, Renta Fija e Inversión de Impacto de Mirova.

Si no usamos dichos recursos de manera inteligente —agrega el directivo— corremos el riesgo de que pronto se agoten, lo que sería de enormes consecuencias negativas para nuestras vidas. “El aumento demográfico, la calidad de vida, el crecimiento económico y el cambio climático impactan por igual la oferta y la demanda”.

Con un antecedente de 30 años en el mercado europeo, Mirova iniciará su participación en inversiones sustentables y responsables en el país, con el propósito de incidir en la aceptación de dichos instrumentos.

La inversión sustentable apenas empieza a evolucionar en Latinoamérica. Creemos que en México este enfoque será atractivo en el corto y mediano plazos para los inversionistas, a medida que combinen esta opción con una inversión de carácter más global. Problemas como el cambio climático, la calidad del agua, la educación y la salud son globales, y una inversión orientada en sus soluciones cabe perfectamente en las asignaciones globales de los inversionistas mexicanos”, dijo.

Las opciones

Para iniciar, Mirova ofrecerá tres portafolios de inversión en el mercado nacional:

1. Renta variable global multi-temática: orientado a invertir en compañías que contribuyan al desarrollo del mundo del mañana, ante el impacto del aumento poblacional, la urbanización, el incremento de la clase media en los países emergentes, el envejecimiento de la población, la evolución tecnológica, un sistema financiero cambiante, el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales. “Las empresas en las que invertimos ofrecen soluciones para cada una de estas tendencias o para las consecuencias negativas causadas por dichas tendencias. Entre los ejemplos de nuestra inversión destacan energía renovable, autos de bajas emisiones y eléctricos, medicamentos para la diabetes, diagnóstico, residencias para el retiro, tratamiento de aguas, envasado de alimentos, equipo para análisis y pruebas, Internet, pagos móviles, comercio en línea, eficiencia energética, reciclaje, ahorro a largo plazo, financiamiento a la pequeña y mediana empresa, educación, etcétera.”

2. Renta variable, agua y agricultura (recursos naturales): esta estrategia permite invertir en negocios activos en el ciclo del agua: infraestructura (tubería, válvulas y bombas), tecnologías (filtración, desinfección, desalinización, pruebas) y compañías hidráulicas, así como en el sector de la producción alimentaria: insumos agrícolas (equipo como tractores e irrigación, semillas, fertilizantes, protección de cosecha), granjas y piscicultura, y servicios de almacenaje, envasado, control de calidad y transporte.

3. Bonos verdes globales: son bonos regulares cuyos ingresos se usan para financiar proyectos con un impacto positivo en el ambiente y el clima (como la energía renovable, la eficiencia energética, el tratamiento de aguas, etcétera).

Filosofía de inversión

Peers comenta que el peso que le dan los inversionistas a sus inversiones verdes depende de su propia filosofía de inversión, aunque hay quienes invierten todos sus activos sustentablemente, mientras que otros le asignan un mínimo inicial de 10 por ciento.

En el mercado mexicano esta evolución será gradual, pues la inversión responsable, dice, va más allá de comprometerse activamente con la inversión para influenciar positivamente su desempeño. “Se trata de ofrecer a este mercado un enfoque comprometido en la gestión, diseñado para combinar la generación de valor para inversionistas en desarrollo sustentable”, concluye 
el directivo de Mirova.

patricia.ortega@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de