Loomis Sayles
Los riesgos que definirán el año
El tipo de cambio seguirá expuesto a volatilidad debido a la relación entre EU y México.
Foto: Archivo EE

Diversos factores afectarán el rumbo de los mercados este año y para México el escenario se complica debido a los cambios geopolíticos, el aumento en las tasas y las medidas regulatorias que vive el mundo; además de las nuevas políticas que el presidente electo Donald Trump esté considerando.

Expertos de Loomis Sayles comparten su visión acerca de los riesgos que definirán las decisiones de los inversionistas para el 2017 y los factores más importantes que estarán moviendo a los mercados en el mundo.

Bianca Taylor, analista sénior de Deuda Soberana, anticipa que México vivirá un menor crecimiento económico y el peso se debilitará.

El presidente electo Donald Trump ha generado incertidumbre en particular en México. El peso mexicano se ha depreciado 10% desde las elecciones en Estados Unidos y su recuperación dependerá, en gran medida, de si Trump ejerce presión mediante aranceles a los productos mexicanos. Hasta que sea claro cómo será la reforma comercial del nuevo gobierno, las inversiones nacionales y extranjeras probablemente se estancarán”, prevé.

Europa

En lo que respecta a Europa, el 2017 será un año de muchos cambios políticos y es probable que los mercados sean muy sensibles al desempeño de los partidos populistas en las próximas elecciones de Holanda, Francia y Alemania, explica Laura Sarlo, analista sénior de Deuda Soberana.

“La evolución de las negociaciones del Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea será clave, y el Reino Unido tiene previsto iniciar el proceso en el primer trimestre del año. Las consecuencias del rechazo de Italia al referéndum constitucional también se van a manifestar, ya que los responsables de la política enfrentan la presión del sistema bancario”, asegura Sarlo.

Mercados

Sobre los bonos corporativos, Scott Service, gestor de Portafolio, asegura que se seguirán beneficiando debido a que “la mayor parte del aumento a las tasas a corto plazo parece haber finalizado, mientras que el impulso esperado al crecimiento y la inflación de los planes fiscales y de infraestructura de Trump probablemente no ocurrirán hasta el 2018.

El plan de Trump de permitir a las empresas repatriar fondos extranjeros a tasas fiscales reducidas, así como la probabilidad de que las empresas operen con cautela en este entorno incierto, puede resultar en una menor oferta de bonos corporativos; y que las tasas más altas seguirán fomentando la inversión que busca mayores rendimientos”.

Con relación a la renta variable, Richard Skaggs, estratega sénior de Renta Variable, indica que las perspectivas para la reforma tributaria en EU y el gasto en infraestructura han mejorado las expectativas del mercado.

“Por primera vez en un tiempo, Washington podría ser una fuente de catalizadores de ganancias positivas en los próximos meses. Las acciones de empresas tanto de gran capitalización como de menor, se preparan para beneficiarse de cambios en las políticas”.

Finalmente, Cheryl Stober, gerente de Producto, equipo de crédito bancario, opina que el 2016 fue un año sólido para el mercado de créditos bancarios, con aumento de retornos de casi 8.5% al 30 de noviembre.

“El enfoque regulatorio del presidente electo Trump puede ser algo favorable para la oferta de créditos en el 2017, ya que las restricciones a los bancos parecen facilitarse, lo que también podría ayudar a mantener bajas las tasas de impago de préstamos bancarios”, concluyó.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios