Pimco invierte en deuda de bancos españoles
La operadora de fondos espera un año volátil en el que primará la gestión activa.
compartir

2017 es el año más interesante de mis tres décadas de experiencia. Habrá volatilidad e incertidumbre, pero también mayores oportunidades". Así resume Marc Seidner, director de inversiones no tradicionales de Pimco, la visión de la gestora para este ejercicio. En una presentación en Madrid, Seidner ha detallado la política de inversión de la casa junto a Joachim Fels, economista jefe de Pimco. En su opinión, es tiempo de inversiones alternativas y gestión activa.

Uno de los sectores predilectos de Pimco, especializada en fondos de renta fija, es la deuda de bancos, porque "están mucho más saneados que en los últimos años". El gigante estadounidense pone su foco en la deuda bancaria española porque "España ha sido una historia de éxito, tanto por sus reformas como por la recapitalización de su sector financiero". También invierte en bonos de bancos suizos y del Reino Unido.

Pimco ve el bono estadounidense a diez años bien valorado en el 2.5% actual. Si subiera hasta el 3%, presentaría una oportunidad de compra. Mucho más cauta es la gestora con la deuda soberana europea. "El bono español te da el 1.6% y el italiano el 2.1 por ciento. Al otro lado tienes el bono estadounidense que te da el 2.5% sin riesgo político y con la previsión de un dólar fuere. La elección es clara", señala. Eso sí, la inestabilidad política también ofrece oportunidades. "Creemos que en la primera ronda de las elecciones francesas, en las que podría ganar Marine Le Pen, puede ser una ocasión para invertir, ya que tiene menos del 15% de probabilidades de ganar en la segunda vuelta", según Fels.

La gestora estadounidense también invierte en bonos ligados a la inflación (TIPS, por sus siglas en inglés), ya que ve riesgos al alza en los precios en EU por las políticas expansivas de Donald Trump. Pimco piensa que el mercado ha sido demasiado optimista con la llegada del republicano a la Casa Blanca. "Los inversionistas se han enfocado en sus propuestas positivas, como la bajada de impuestos o el aumento del gasto en infraestructura, pero no en las negativas, como la posibilidad de que abra una guerra comercial", reflexiona Fels, quien recuerda que el presidente depende del Congreso para el gasto público o la bajada de impuestos, pero no para firmar (o romper) tratados comerciales.

En deuda corporativa, Pimco sigue viendo oportunidades, pero son muy selectivos. También adoptan una postura más prudente con los bonos con cupón flotante, en los que prefieren duraciones cortas. También apuestan por la deuda de emisores emergentes, con Brasil como uno de sus países preferidos.

Llega el tapering del BCE

"La política monetaria expansiva está ya exhausta, llega a su fin", señala Fels. El experto ve serios problemas técnicos en la continuidad del programa de compras y cree que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, comunicará en junio el inicio de las discusiones para reducir el nivel de estímulos (tapering).

"Draghi está forzado a retirar progresivamente las compras y además no quiere seguir siendo el único que apoye a las economías. Está terriblemente frustrado con cómo han actuado los Gobiernos con el tiempo que ha conseguido comprarles y quiere meter algo más de presión", analiza el Fels.

Desde Pimco sostienen que será en septiembre cuando la máxima autoridad monetaria europea anuncie el principio del fin del programa de compras, que llegará en 2018. En cualquier caso, la noticia podría no ser tan traumática como se espera para los mercados. "Parte de las subidas de las rentabilidades de los bonos soberanos que se han visto desde finales del pasado año no responden sólo a los riesgos políticos", explica Seidner, que cree que los inversionistas ya han descontado en parte una menor presencia del BCE en los mercados.

"La inversión en renta fija hay que hacerla ahora mirando los fundamentales de los bonos, no si el BCE va a seguir comprando deuda de forma masiva", apunta el experto.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de