Amplía sus máximos
El oro vuelve a brillar en los mercados
A menos de una semana para las elecciones en Francia, las tensiones geopolíticas impulsan al oro a sus máximos de cinco meses.
Expansión / España
Abr 17, 2017 |
10:21
Foto: Shutterstock

A comienzos del pasado mes de noviembre, coincidiendo con las elecciones estadounidenses que otorgarían el triunfo a Donald Trump, el oro alcanzó por última vez los 1,300 dólares la onza. Cinco meses después, y a falta de seis días para otras elecciones cruciales, las de Francia, cotiza a un paso de recuperar este nivel.

El metal precioso se anotó la semana pasada su mayor subida semanal en cerca de un año, desde el pasado mes de junio. Y los avances continúan en la sesión de hoy, condicionada por el festivo en Europa.

El precio del oro amplía su escalada hasta firmar nuevos máximos de cinco meses en los 1,295 dólares la onza.
La incesante toma de posiciones en el oro por parte de los inversionistas eleva ya la revalorización que acumula en lo que va de año por encima de los dobles dígitos. La subida, próxima al 12%, supera ampliamente la registrada por los principales índices bursátiles de Europa y Estados Unidos.

La incertidumbre política en los días previos a la primera vuelta de las elecciones en Francia favorece un perfil más defensivo en unos mercados que se han visto azotados en las últimas jornadas por el rebrote de las tensiones geopolíticas.

El ataque de EU en Siria y el deterioro en las relaciones con Rusia aceleraron ya las subidas en el precio del oro. Las alertas geopolíticas se han avivado en mayor medida aún en los últimos días a raíz de las provocaciones de Corea del Norte. Los lanzamientos de misiles han llevado al Gobierno estadounidense a redoblar sus advertencias al régimen de Pyongyang, sin descartar ninguna opción.

La escalada del oro se ha producido con un nuevo parón en la cotización del dólar. El euro se ha estabilizado en las últimas jornadas en el nivel de los 1.06 dólares, mientras que la libra ha llegado a recuperar el umbral de los 1.25 dólares.

Junto a las tensiones electorales y geopolíticas, el oro ha sacado partido a las expectativas de un ajuste menos agresivo de lo esperado por parte de la Reserva Federal. Los mensajes a favor de una próxima reducción en el multimillonario balance acumulado desde el estallido de la crisis financiera aumentan las dudas sobre los plazos y el número de las subidas de tipos previstas para 2017 y 2018.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de