Antes de las elecciones en Francia
Euro firma su mejor semana del año
Las alertas sobre el impacto que podrían tener las elecciones francesas en el euro contrastan con las subidas que se anota frente al dólar.
Foto: Archivo EE

Los últimos ajustes de carteras antes de las elecciones del próximo domingo en Francia, lejos de pasar factura al euro, están reforzando su cotización frente al dólar.

La divisa comunitaria se acerca a sus máximos de un mes, al acercarse por momentos a los 1.08 dólares. Este nivel es fruto de la que sería la mayor subida semanal del euro en lo que va de año. En la semana se acerca al 1.5% de revalorización.

El balance semanal adquiere sin embargo un signo negativo en su cruce con la libra. El euro se mantiene cerca de sus mínimos del año, al borde de los 83 peniques, después del rally que se anotó la divisa británica con motivo de la convocatoria de elecciones en Reino Unido para el 8 de junio.

Los síntomas de debilidad del dólar se han reforzado en las últimas jornadas. La ausencia de novedades sobre la multimillonaria reforma fiscal prometida por Donald Trump multiplica las dudas sobre la capacidad del nuevo Gobierno estadounidense a la hora de sacar adelante sus proyectos.

Sin reforma fiscal, las expectativas de inflación se enfrían sustancialmente, y por extensión, las previsiones de nuevas subidas de tipos en 2017 y 2018. La Reserva Federal, en sus últimos mensajes, ha avanzado además un giro en su política monetaria hacia una próxima reducción de su balance, en un movimiento que podría ir acompañado de un ritmo más suave en las subidas de tipos previstas.

En Europa las tensiones políticas persisten, si bien en las últimas sesiones los mercados han moderado su aversión al riesgo de cara a las elecciones del domingo en Francia.

Las firmas de inversión han advertido desde antes incluso del inicio del año del 'shock' que podría provocar un resultado inesperado en las elecciones. El consenso de los analistas augura un descalabro próximo o superior al 5% en el euro, un revés que situaría su cotización al nivel de la paridad con el dólar.

La divisa comunitaria ha encontrado un aliado inesperado en la semana. El rally de la libra contagia parcialmente al euro. La convocatoria de elecciones el 8 de junio en Reino Unido se produce en un momento en el que las encuestas vaticinan una victoria aplastante de los conservadores de Theresa May.

El refuerzo de su mayoría será clave en las negociaciones sobre el Brexit. Si se cumplen los sondeos, la primera ministra británica reducirá drásticamente su dependencia de otros partidos políticos en las conversaciones, de forma que el proceso de salida de la Unión Europea podría desarrollarse de forma más 'ordenada', evitando el 'Brexit caótico' del que habían advertido algunas firmas de inversión, perjudicial para ambas partes.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de