A máximos de seis meses
Trump acelera las subidas del euro
Las polémicas sobre Donald Trump pasan factura a un dólar que cae a sus mínimos desde el 9 de noviembre, el día posterior a las elecciones de EU.
Foto: Archivo EE

El debate sobre la paridad el euro con el dólar queda cada vez más lejano. Desde que al inicio del año el euro se desinflara hasta los 1.03 dólares, la divisa comunitaria comenzó una escalada que, de momento, sitúa su cotización en máximos de seis meses.

En la jornada de hoy el euro no se limita a recuperar la barrera de los 1.10 dólares. En su subida roza ya los 1.11 dólares, los niveles más elevados desde el pasado 9 de noviembre, una sesión de máxima tensión en los mercados por el triunfo de Donald Trump en las elecciones estadounidenses que se celebraron el día anterior.

Las caídas del dólar también son extensibles a su cruce con la libra. La divisa británica vuelve a activar el asalto a la barrera de los 1.30 dólares. La libra roza los 1.29 dólares y se queda a las puertas de sus máximos anuales, los 1.299 alcanzados hace poco más de una semana.

La debilidad del dólar se traduce en su quinta jornada consecutiva de descensos. En este periodo las novedades políticas han tenido un papel determinante en las caídas de la divisa estadounidense. La sorprendente destitución del director del FBI por parte de Donald Trump, con las investigaciones sobre los lazos con Rusia de fondo, avivó la polémica que rodea al presidente estadounidense.

La figura del presidente estadounidense vuelve a quedar empañada en las últimas horas por la filtración publicada por 'The Washington Post' que apunta a que Trump reveló información secreta sobre el Dáesh al ministro ruso de Exteriores. La Casa Blanca asegura que esta información es "falsa", mientras que el propio Donald Trump ha asegurado que tiene el "derecho absoluto" a compartir información con Rusia. Sus declaraciones generan un nuevo terremoto político.

Las discrepancias entre buena parte del Partido Republicano con el máximo responsable de la Casa Blanca complican las opciones de que Donald Trump pueda reunir los apoyos suficientes para sacar adelante algunas de sus medidas estrella, como la reforma fiscal.

Precisamente la escalada que se había anotado el dólar a raíz de las elecciones estadounidenses de noviembre se había basado en el cambio de previsiones económicas y monetarias que provocaron las promesas electorales de Donald Trump.

Las inversiones multimillonarias previstas en infraestructuras y sobre todo "la mayor rebaja de impuestos de la historia de EU" dispararon las previsiones de inflación y, por consiguiente, las estimaciones de nuevas subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

La falta de avances en el programa de infraestructuras y en la reforma fiscal obligan ahora a reajustar las previsiones de inflación y de subidas de tipos. La Fed, en sus últimos mensajes, ha avanzado ya el próximo inicio de la reducción de su balance.

Los datos macro han reflejado además un freno en el crecimiento de la economía estadounidense. El dato más relevante del día en EU, el de inicio de nuevas viviendas, se ha quedado por debajo de lo esperado. La eurozona, en cambio, ha afianzado su recuperación, y no sólo en el crecimiento.

La inflación ha regresado a niveles próximos al objetivo fijado por el Banco Central Europeo, hasta el punto de que las firmas de inversión han adelantado los plazos previstos para el inicio del freno en los estímulos monetarios que mantiene el BCE.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de