Tras aumento de tasas de interés
Mercados esperan consolidación del peso
La debilidad del dólar ante los malos datos económicos en Estados Unidos generó una tendencia de fortaleza para el peso y en general todas las monedas.
Foto: Shutterstock

De darse un incremento de las tasas de interés por parte del Banco de México esta semana y de mantenerse la debilidad del dólar, el tipo de cambio se podría consolidar en el corto plazo, por debajo de los 18.00 pesos por dólar, previó el Grupo Financiero Invex.

No obstante, están latentes factores de incertidumbre, tanto locales, como externos que pudieran empujar a la cotización de nuevo por arriba de los 18.20 pesos por dólar, señaló David Rosenbaum, analista de deuda en Invex.

Resaltó en un análisis que se observaron fuertes bajas a lo largo de la semana pasada en el tipo de cambio.
La debilidad del dólar ante los malos datos económicos en Estados Unidos, dijo, generó una tendencia de fortaleza para el peso y en general todas las monedas.

Así, el tipo de cambio tocó un mínimo en la semana de 17.92 pesos por dólar a nivel intradía, con lo cual rompió el piso psicológico de los 18.00 pesos por dólar, apuntó.

Rosenbaum señaló que los datos en Estados Unidos apuntan a un crecimiento débil durante el segundo trimestre del 2017, mientras que la inflación anual subyacente se desaceleró y muestra que el consumo registra una dinámica lenta, que se confirmó con el resultado de las ventas al menudeo.

A lo anterior se le sumó el retroceso que mostró el inicio en la construcción de casas nuevas y sobre todo la producción industrial que con la producción manufacturera también registró una baja importante en el mes de mayo.

Todo esto provocó que la curva de rendimientos a registrar nuevos mínimos del año. El bono de 10 años tocó un mínimo sobre 2.10% y con un cierre semanal muy cercano recuperándose hasta 2.15 por ciento.

El rebote sobre el mínimo se dio en los días después de que se conociera la decisión de la Fed, quien incrementó en 25 puntos base en la tasa de referencia de los fondos federales.

En general, los analistas se quedaron con la idea de que el mensaje de la Fed se mantuvo restrictivo, pero los mercados interpretan que ya no volverá a mover la tasa en lo que resta del año y que el siguiente movimiento será hasta marzo del 2018.

"Consideramos que, de mantenerse un escenario de debilidad en el crecimiento, con una inflación por debajo del objetivo y una desaceleración en la generación del desempleo, la Fed tendrá pocos motivos para mover de nuevo la tasa de referencia", resaltó el analista de Invex.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de