Monex Grupo Financiero
Se integran a las grandes ligas de divisas
La institución financiera se asocia para eficientar el flujo de dólares.
Foto EE: Hugo Salazar

CONTINUOUS LINKED SETTLEMENT (CLS) es un sistema internacional que liquida operaciones del mercado cambiario en 18 monedas, entre ellas, el peso mexicano, que se incorporó en mayo del 2008 a través de la gestión del Banco de México (Banxico).

“Desde que CLS estuvo trabajando con Banxico, y como parte del ingreso del peso a su plataforma, vinieron a México y empezaron a identificar las opciones de los bancos con los cuales operar”, comentó Mauricio Naranjo, director general adjunto de Operación y Finanzas de Monex Grupo Financiero.

Hace cuatro años que Monex inició las conversaciones con CLS, un sistema en el que se liquida la mayor parte del mercado internacional de las divisas participantes, que según estimaciones del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) es de 55% del mercado total.

“Los miembros de CLS son los bancos más grandes del mundo, la operación del mercado de cambios está muy concentrada en las principales instituciones a nivel mundial; sin embargo, desde hace 48 meses, apuntamos la posibilidad de ingresar, ya que somos líderes en las operaciones en el sector cambiario en México desde hace tres décadas, y lo logramos”, dijo Mauricio Naranjo.

Insistió en que el peso es una divisa importante por muchas razones: “Por la estabilidad que tiene la economía de México, por la forma en que maneja el banco central su política monetaria, y porque hay todo un tema institucional detrás de que el peso mexicano ya sea una moneda de referencia”.

Riesgos

Mencionó que participar en el sistema de cambios tiene muchos riesgos abiertos, “que el sistema no funcione como debería, cualquier participante del mercado cambiario puede sufrir el riesgo de que, al final del día, alguna institución falle y eso pudiera traer un riesgo en cadena”.

En el caso del CLS (que opera por medio de CLS Bank, constituido en Nueva York y supervisado por la Reserva Federal estadounidense), todos los miembros de la comunidad soportan potencialmente el riesgo de pérdida de capital debido al riesgo de liquidación. El riesgo de liquidación, también conocido como “riesgo de Herstatt”, es ampliamente reconocido como el riesgo sistémico más importante para los participantes en el mercado de divisas, lo que significa que su mitigación es una alta prioridad para la comunidad en su conjunto.

Beneficios

“A medida que México se hizo una economía más internacional, Monex ha buscado ser un jugador líder de esos flujos internacionales que hay de entrada y salida en México y CLS nos permite ingresar al club de los principales jugadores, lo que nos dará ventaja en el negocio”, afirmó.

Ejemplificó que una empresa que opera con Monex y tiene que hacer un pago muy importante reduce el riesgo de la liquidación de la operación, en la medida que se realiza la transacción con CLS.

“Nos lleva a un estándar que en México sólo tienen las organizaciones internacionales porque el acceso al CLS lo logran a través de sus matrices. Somos el primer banco local de Latinoamérica.

“Como miembros tenemos la capacidad de darle acceso a que se integren a CLS, empresas que tengan flujos internacionales”.

“CLS hace cuentas de todas las operaciones que se realizan durante el día y se entregan los netos”, explicó Mauricio Naranjo.
Expuso que hacen más sencilla la operación y cada transacción tiene un menor requerimiento de liquidez, además de que también ayuda a reducir las comisiones por transferencia de las empresas y de los bancos.

“La empresa tiene el beneficio de netear sus operaciones”, dijo el directivo.

Estructura interna

Durante el primer semestre, las acciones de Monex que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores acumulan una ganancia de 35%, al colocarse al cierre de junio en 13.50 pesos.

Mauricio Naranjo detalló que estiman que el 2017 será un año bueno para la institución financiera.“En el primer trimestre, en particular por las negociaciones que hicimos en las operaciones de las mesas de tesorería, fueron especialmente buenas”.

En mayo de este año, Monex colocó 1,000 millones de pesos en certificados bursátiles de largo plazo (Tipo de Valor 91) en la BMV.

El directivo dijo que están analizando alternativas de negocios, pero que en este momento no tienen necesidad de liquidez, “así que no veo una colocación de bonos o de certificados bursátiles en breve. Tenemos una base de capital, fondeo y fuente de liquidez muy amplios en ambos rubros, no tenemos ninguna preocupación de necesidad por fortalecer mi capital y liquidez”.

Dijo que están ampliando su plataforma de arquitectura abierta con fondos de inversión.

Expectativas de mercados

En cuanto al tipo de cambio peso-dólar, añadió que la volatilidad ha bajado mucho y el nerviosismo que hubo a final del año pasado por el cambio de la administración presidencial en Estados Unidos ha disminuido de manera importante.
“En este momento no hay algún evento que detone movimiento, pensamos que vamos a mantener un momento de relativa estabilidad”, dijo Naranjo.

“Los eventos macroeconómicos que pudieran tener un impacto en la percepción de los inversionistas son: las negociaciones del TLCAN y el cambio en el ciclo político en México del 2018”, concluyó Mauricio Naranjo.

patricia.ortega@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de