Buffett, Immelt, objetivo de los nuevos inversionistas activistas
La estabilidad económica y las subidas de las Bolsas desatan la impaciencia de los accionistas rebeldes, que esperan más de empresas como General Electric, General Motors o Rolls Royce.
Expansión / España
Jul 17, 2017 |
10:29
Foto: Reuters
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Son consejeros delegados de empresas a las que casi nadie conoce por su nombre y hacen temblar a las compañías cotizadas de todo el mundo. Se trata de los inversionistas activistas, los dueños de los grandes fondos que con sus decisiones mueven los hilos de Wall Street y de la City de Londres.

Su capacidad para hacer cambiar el destino de las empresas siempre ha sido relevante, pero el activismo de estos accionistas se ha redoblado en los últimos meses, en los que la recuperación económica y la euforia alcista de las Bolsas ha sido una constante. Los accionistas rebeldes no quieren perderse la fiesta inversionista, lo que explica la presión a la que están sometiendo a muchas de las empresas en las que participan.

Para compañías como General Motors, General Electric, Clariant, Rolls Royce y Nestlé, se avecinan meses de tensión y, seguramente, de muchos cambios.

Elliot contra Berkshire | Objetivo: subir el precio de Oncor

Cuando dos pesos pesados como Warren Buffett y Paul Singer se enfrentan, el resultado será, probablemente, una de las grandes batallas empresariales de los últimos tiempos. La guerra entre ambos está servida después de que Berkshire Hathaway, el brazo financiero de Buffett, presentara una oferta de compra de 18,100 millones de dólares sobre la eléctrica Oncor, la joya de la corona de la firma en suspensión de pagos Energy Future Holding (EFH). Pero Elliott, el fondo que gestiona Singer y que controla alrededor de 2,900 millones de dólares de deuda de EFH, considera que la operación no beneficia a los accionistas y ha subido el precio. La pugna con Buffett no es el único frente abierto de Singer, que tiene también a BHP en el radar. Aunque el gigante minero ha logrado rechazar la última propuesta de Elliott para vender los activos petroleros en Estados Unidos y unificar la estructura de cotización doble para reducir costes, la última palabra aún no está dicha.

Trian Fund contra General Electric | Objetivo: reducir costes y elevar el beneficio

General Electric (GE) anunció hace apenas unos días la inminente salida de su consejero delegado durante los últimos dieciséis años: Jeff Immelt. Entre bambalinas, se intuía la sombra de Nelson Peltz, el inversionista activista dueño de Trian Fund Management que lleva tiempo tratando de que mejore la eficiencia del grupo, al que le pide que reduzca costes y eleve beneficios, especialmente, en su división industrial. Aunque General Electric preparaba la sucesión desde 2011, la salida de Immelt se produce en plena racha bajista de un grupo que ha perdido más de un 15% de su valor en Bolsa en lo que va de año. Cuando se anunció la marcha de Immelt, las acciones de GE subieron más de un 3.5 por ciento.

Corvex contra Clariant | Objetivo: desbaratar la fusión con Huntsman

Keith Meister, fundador de Corvex, ha forjado su carrera junto al inversionista activista por excelencia Carl Icahn, por lo que los gestores de las empresas químicas Clariant y Huntsman tienen motivos para estar preocupados. Aliado con la firma 40 North, Corvex ha alcanzado ya el 7.2% del grupo químico suizo con el objetivo de desbaratar la fusión con su rival estadounidense. El acuerdo supondría la creación de un gigante valorado en 20,000 millones de dólares, pero Corvex y 40 North consideran que la operación no tiene detrás una razón estratégica y destruiría valor. Ambos fondos activistas critican que la junta de Clariant no haya explorado acuerdos alternativos a la fusión.

Greenlight contra General Motors | Objetivo: dividir las acciones en dos clases

Mary Barra, presidenta de General Motors (GM), consiguió salir airosa en la última junta de la votación impulsada por Greenlight Capital que buscaba dividir las acciones en dos clases (una que recibiría los actuales dividendos y otra que participaría en los beneficios futuros). Pero si algo caracteriza a los inversionistas activistas es la constancia y, de momento, Greenlight ha logrado designar a tres vocales en el consejo para impulsar cambios. La evolución en Bolsa de las compañías es el foco de preocupación de estos accionistas. En el caso de General Motors, el fabricante se ha visto relegado durante los últimos meses al segundo puesto en el ranking de capitalización del sector por Tesla Motors, una compañía en pérdidas.

Third Point contra Nestlé | Objetivo: vender L'Oreal y recomprar acciones

Daniel Loeb, el activista que gestiona Third Point, tiene su gran apuesta en la compañía suiza Nestlé, en la que reveló hace unos días una participación del 1.25% valorada en más de 3,000 millones de dólares. Entre otras cosas, el inversionista pretende que Nestlé venda su participación en la empresa de cosméticos L'Oreal, recompre más acciones y fije un objetivo de rentabilidad. Casi al tiempo de que se conociera la presencia de Loeb en su capital, Nestlé hizo la primera concesión al anunciar un plan de recompra de acciones por un importe de hasta 20,000 millones de francos suizos (unos 18,350 millones de euros). El activismo de Loeb añade presión sobre Mark Schneider, el nuevo consejero delegado de Nestlé.

ValueAct contra Rolls | Objetivo: mejorar la eficiencia

ValueAct sorprendió al mercado el año pasado al amasar una participación del 10.8% en el fabricante británico de motores de avión Rolls-Royce, en uno de los mayores asaltos de inversionistas activistas en Europa. El pasado mes de marzo, Rolls aceptó dar un puesto en su consejo de administración a ValueAct. A cambio, esta firma se ha comprometido a no superar el 12.5% del capital ni a pedir la venta del negocio de motores de barco, sino simplemente a vigilar la mejora de eficiencia del negocio.

Jana contra Whole Foods | Objetivo: explorar la venta

A comienzos de abril, trascendió que un paquete de acciones representativo del 8.8% del capital de Whole Foods estaba en manos de Jana Partners, un fondo activista que pretendía un cambio de rumbo radical en la cadena de supermercados orgánicos y explorar una posible venta. Su presencia no ha podido ser más efectiva. Apenas tres meses después, el gigante de comercio electrónico Amazon anunciaba la compra de la compañía por 13,700 millones de dólares.

Cevian contra Ericsson | Objetivo: nuevo presidente

La firma sueca Cevian Capital es el principal representante europeo de los inversores activistas, y su estrategia suele ser menos agresiva que la de los fondos estadounidenses. En el caso de Ericsson, donde Cevian ha comprado un 5.6%, ha sido capaz de forzar la salida de su presidente, Leif Johansson, quien no se presentará a la reelección el próximo año. Cevian quiere que su sucesor centre exclusivamente el negocio del grupo sueco en fabricar equipos de telecomunicaciones.

TCI contra Safran | Objetivo:parar la compra de Zodiac Aerospace

The Children's Investment Fund (TCI), el fondo británico controlado por Chris Hohn, ha librado una larga batalla para tratar de impedir que el grupo francés de equipos aeronáuticos Safran adquiera la empresa estadounidense Zodiac Aerospace, al entender que destruirá valor al no poder generar muchos ahorros. Pero una junta de accionistas el pasado 15 de junio autorizó la operación, después de que el precio se redujera de 9,500 a 7,000 millones de euros. Ahora, el objetivo de TCI es modificar el sistema de remuneración de los ejecutivos de Safran, para que sus bonus dependan del cumplimiento de los objetivos que se han marcado en la integración de Zodiac. El fondo tiene un 4% de la compañía gala.

Barrington contra Avon | Objetivo: cambiar de consejera delegada

El desplome de las acciones de Avon, la empresa veterana en la venta directa, ha colmado la paciencia de Barrington Capital Group y su socio Nurion Partners, que controlan más de un 3% de la compañía. Estos inversionistas consideran que no hay tiempo que perder para revisar la estrategia de una empresa que, según ellos, debería cambiar también de dirección. Sus pretensiones ponen en el centro de la diana a Sheri McCoy, consejera delegada de Avon desde abril de 2012, un periodo en que las acciones de la compañía se han dejado un 80% en el mercado. Con su cifra de ventas en descenso, la empresa perdió más de 100 millones de dólares el año pasado.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de