El euro pulveriza nuevos máximos
Roza un nuevo nivel, el de los 1.21 dólares, y eleva al 15% su subida en lo que va de año. Desde enero escala otro 8% frente a la libra.
Expansión / España
Sep 8, 2017 |
11:16
Foto: Archivo EE
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

El comienzo de septiembre había frenado el rally del euro, por debajo de los 1.2069 dólares alcanzados el pasado 29 de agosto. La jornada de ayer, con protagonismo destacado del Banco Central Europeo, trunca esta tregua, y da rienda suelta de nuevo a los avances de la divisa comunitaria.

El euro ha comenzado la sesión con nuevos máximos desde enero de 2015 frente al dólar. Afianzado de nuevo por encima de la barrera de los 1.20 dólares, en su escalada amenaza con romper un nuevo nivel, el de los 1.21 dólares. En sus cotas más altas ha superado los 1.209 dólares.

El ascenso del euro frente al dólar roza ya el 15% sólo en lo que va de año. Este porcentaje supera ampliamente las revalorizaciones que acumula la renta variable europea en el mismo periodo. El Ibex suma un 8% desde enero, y el paneuropeo EuroStoxx50 roza el 5 por ciento.

Las subidas del euro se acercan a los dobles dígitos en su cruce con la libra. La divisa comunitaria cotiza al borde de los 92 peniques, a un paso de sus recientes máximos de finales de agosto (93.06 peniques). Estos niveles han activado el debate sobre una posible paridad del euro con la libra, en función del rumbo que adopten las negociaciones sobre el Brexit.

Los inversionistas relanzaron la cotización del euro a pesar de que el Banco Central Europeo aplazó ayer el anuncio de la nueva hoja de ruta de su programa de estímulos a la reunión de octubre.

Las firmas de inversión esperaban un mensaje más beligerante del BCE en sus advertencias sobre los efectos de la escalada del euro, más allá de resaltar su impacto sobre las previsiones de inflación. Esta 'permisividad' ha dado rienda suelta a otro tirón alcista de la divisa comunitaria, a la espera de nuevas pistas que permitan clarificar la continuidad y la cuantía de las compras de deuda en 2018.

El euro se encuentra además con la persistente debilidad del dólar. La contención de las presiones inflacionistas, las dudas de la Reserva Federal a la hora de retomar las subidas en los tipos de interés, las tensiones geopolíticas y la incertidumbre sobre la viabilidad de las reformas fiscales prometidas por Donald Trump mantienen el freno en la divisa estadounidense.

estrategias@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de