Pesos y medidas
Un experimento
Adoptar prácticas modernas de administración tiene efectos positivos. La productividad media puede subir 11% y con ella la rentabilidad.
Francisco J. Núñez de la Peña
Abr 12, 2011 |
1:08
compartir

La idea de que las técnicas administrativas afectan la productividad de los insumos se remonta al menos a 1887 (Francis A. Walker, “The source of business profits”, The Quarterly Journal of Economics). Desconozco si esta creencia está muy difundida en México. Quizá sí, pues cada año hay miles de egresados de las licenciaturas en Administración. Pero tal vez las buenas prácticas en las empresas no están muy extendidas. Por ejemplo, según un estudio de la OCDE (2008), el PIB por hora trabajada en México era 32% del de Estados Unidos.

En noviembre del 2007 se publicó un informe titulado Management practice & productivity: why they matter. Sus autores son Nick Bloom, de la Universidad de Stanford; Stephen Dorgan y John Dowdy, de McKinsey & Company, y John Van Reenen, del Centre for Economic Performance de la London School of Economics.

Durante cinco años ellos desarrollaron, probaron y aplicaron un nuevo enfoque para medir la administración de las empresas. Examinaron las prácticas y el desempeño de más de 4,000 operaciones manufactureras de tamaño medio en Europa, EU y Asia. Los resultados de ese estudio apoyan sus hallazgos previos: las empresas que aplican bien prácticas de administración aceptadas tienen resultados notablemente mejores que las que no. Por tanto, pareciera indiscutible la pertinencia de utilizar las técnicas de Administración.

En enero del 2011, la National Bureau of Economic Research (Cambridge, MA) dio a conocer un trabajo de tres profesores de la Univeridad de Stanford (Nicholas Bloom, Aprajit Mahajan y John Roberts), de Benn Eifert (Universidad de California, Berkeley) y David McKenzie (Banco Mundial): “Does management matter? Evidence from India” (http://www.nber.org/papers/w16658). Esta vez, los investigadores hicieron un experimento poco usual en las ciencias administrativas. Estudiaron 17 empresas (20 plantas) textiles en India para ver en qué medida las diferencias en las prácticas administrativas ocasionaban diferencias en los resultados empresariales.

Durante cinco meses, una gran empresa de consultoría proporcionó apoyo gratuito, en materia de 38 prácticas de administración clave (operaciones, control de calidad, control de inventarios, recursos humanos, etcétera) a un conjunto de plantas escogido de forma aleatoria y comparó sus resultados con los de aquellas que no fueron objeto de esa intervención. En el primer mes diagnosticaron las oportunidades de mejora y en los meses restantes dieron apoyo intensivo para llevar a cabo las recomendaciones.

¿Qué descubrieron los investigadores? La adopción de esas prácticas de administración tuvo tres efectos principales. En primer lugar, la productividad media subió 11% (y, por tanto, la rentabilidad) mediante incrementos de la calidad y la eficiencia y la reducción del inventario. En segundo lugar, la descentralización de la toma de decisiones aumentó y el mejor flujo de información permitió a los dueños delegar más decisiones a los mandos intermedios. En tercer lugar, el uso de computadoras, necesario para la recopilación y el análisis de los datos involucrados en la administración moderna, creció.

¿Por qué las empresas no habían adoptado antes estas prácticas si son rentables? Según los autores del trabajo citado, las barreras de información son un factor primordial en la explicación de esta falta de adopción. La administración moderna es una tecnología que se difunde lentamente entre las empresas. En India, muchas empresas desconocían su existencia o impacto.

fnunez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de