Se espera nuevo SME
La desaparición de Luz y Fuerza del Centro no significó el fin del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), hoy dividido entre la Coalición SME, de Jorge Sánchez, y el SME, a secas, de Martín Esparza.
Redacción
Sep 26, 2013 |
23:35
compartir

NUEVO SME

La desaparición de Luz y Fuerza del Centro no significó el fin del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), hoy dividido entre la Coalición SME, de Jorge Sánchez, y el SME, a secas, de Martín Esparza. Lo que nos cuentan es que, en medio de toda la confusión levantada por la reforma energética y los cambios que se harán en el sector eléctrico, se trabaja en una revisión del decreto que desapareció la paraestatal y sus consecuencias.

Entre los datos a revisar está la toma de nota del sindicato y sus afiliados en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Al parecer, en las prisas por deshacerse de la compañía, en el gobierno anterior dejaron de lado detalles importantes relativos a la liquidación de los trabajadores, mismos que hoy son revisados en la Secretaría del Trabajo, de Alfonso Navarrete Prida. Uno de ellos es que deberían haber sido despedidos de su empleo y no simplemente no dejarlos entrar. Faltaría la liquidación del contrato colectivo de trabajo, una suma aún no determinada por la autoridad y que es adicional a lo que ya se habría pagado. En fin, no hay un borrón y cuenta nueva, sino una revisión de lo que se habría hecho mal.

DE SUBSECRETARIO A GOBERNADOR

Una vez que se termine el proceso de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones, el actual subsecretario de Comunicaciones, José Ignacio Peralta Sánchez, va a dejar su cargo y con el apoyo de Los Pinos se va de candidato del PRI para gobernador de Colima, a pesar de que el actual mandatario estatal, Mario Anguiano Moreno, no está muy de acuerdo, ya que su corazoncito está en manos de Virgilio Mendoza Amezcua, el alcalde del puerto de Manzanillo.

Así las cosas, la ventaja que tiene Peralta Sánchez, además del Like presidencial, es que hasta ahora todo el proceso del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) y del nuevo marco jurídico en materia de telecomunicaciones le salió como estaba planeado. Según sus cuentas, las maletas estarán listas en el primer bimestre del 2014, en un relevo muy ordenado en esa subsecretaría.

BUENA CARA

Todo indica que el refrán aquel de al mal tiempo, buena cara va a ser una de las banderas que se tengan desplegadas en la renovada Comisión Federal de Competencia Económica y más en el caso de la comisionada presidente, Alejandra Palacios Prieto. Comienzan a salir las historias en torno a su elección y uno de los detalles más particulares que se tienen sobre ella, y que se convirtió en su ventaja, es que era totalmente desconocida para los partidos políticos, a pesar de haber sido investigadora del Instituto Mexicano para la Competitividad, y se convirtió en la única funcionaria que no estaba vetada por éstos. Otro detalle es que en su currículum, discutido sobre las rodillas de los legisladores, se le conoce como parte del equipo externo que trabajo en la Comisión Federal de Telecomunicaciones.

DE NY A MIAMI

El mundo de los abogados corporativos es un termómetro de la economía, sobre todo los enormes despachos estadounidenses. Es el caso de la reciente apertura en México de una firma transnacional de abogados con base en Miami y Nueva York, llamada Holland & Knight, una firma que centra su atención en clientes del sector financiero e inmobiliario. Los tres socios principales salieron hace unas semanas de otra de las firmas grandes que operaba en el país, Chadbourne & Parke. Los abogados que llegaron a Holland son Boris Otto, José Antonio Prado y Alejandro Landa, quienes ahora intentan una nueva apuesta. El asunto es que la salida de estos tres socios, y de la totalidad del personal legal de Chadbourne & Parke LLP, deja clara la tendencia de que las propias firmas extranjeras se están reorganizando en México.

MUY ACTIVO

Esta semana ha estado muy activo el mercado mexicano de deuda. Varias empresas han emitido bonos en los mercados bursátiles buscando sobre todo levantar recursos, para poder hacer frente a sus obligaciones con los acreedores. Destacan Genomma Lab, de Rodrigo Herrera, que el 25 de septiembre emitió un bono por 2,000 millones de pesos, con vencimiento a cuatro años. También Kimberly Clark, de Claudio X. González, la cual emitió un bono por 2,500 millones de pesos, con vencimiento a cinco años. Usará los fondos para capital de trabajo. Para la semana próxima vienen más. Uno por parte del Infonacot, que colocará en los mercados un bono por 4,000 millones de pesos y otro de Vinte Viviendas, por 200 millones de pesos.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de