Bancos en problemas
En México, los bancos de nicho tienen menores y más flexibles requerimientos de capital para su constitución que los de la banca comercial, pero están sujetos a los mismos estándares regulatorios.
Redacción
Ago 18, 2015 |
20:42
compartir

¿Qué pasa con los banquitos?

Una evaluación de la calificadora de riesgos Standard & Poor’s fue contundente, al advertir que la limitada diversificación de negocios de los bancos de nicho restringe su potencial para convertirse en instituciones rentables.

Para la agencia, la clave para generar una mayor rentabilidad y establecer un perfil competitivo será la consolidación de un modelo de negocios, que incluya una base de fondeo estable y una sólida cartera de clientes.

En México, los bancos de nicho tienen menores y más flexibles requerimientos de capital para su constitución que los de la banca comercial, pero están sujetos a los mismos estándares regulatorios.

En los últimos años, siete bancos han recibido la autorización de la Secretaría de Hacienda que encabeza Luis Videgaray para operar bajo esta figura. A junio pasado, estos intermediarios representaban menos de 1% de los activos y de la cartera de crédito total del sistema.

Mayor certificación

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que preside Jaime González Aguadé, volvió a lanzar una convocatoria para el proceso de certificación en materia de prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita y financiamiento al terrorismo.

Esta vez se conminó a los oficiales de cumplimiento, auditores externos independientes y demás profesionales que presten sus servicios en casas de cambio, almacenes generales de depósito y uniones de crédito para que se certifiquen.

Mandan estados iniciativa

La iniciativa por la que se expide la legislación reglamentaria en materia de disciplina financiera de estados y municipios ya se envió a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, para que inicie la remisión a la Cámara de Diputados.

En los pasillos de San Lázaro tienen un buen pronóstico del proyecto, ya que aseguran podría ser de las primeras en aprobarse una vez que inicie el próximo periodo de sesiones. Incluso, hay el rumor de que podría ser señalada como “preferente”, con lo cual tendría que dictaminarse en un máximo de 30 días en cada Cámara.

Este proyecto se deriva de los compromisos de las disposiciones transitorias de la reforma constitucional en la materia; es decir, es el complemento de la reforma de disciplina financiera.

Recompra acciones

La que continúa con su proceso de recompra de acciones propias es la siderúrgica Simec, quien el primero de septiembre formará parte del selecto club de las 35 emisoras que forman la muestra del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Sólo el lunes, la compañía que preside Rufino Vigil, compró 210,000 títulos propios y vendió 200,000, ya que tiene autorizado un fondo de recompra por 1,000 millones de pesos, cuyo objetivo es apoyar a inversionistas que tienen interés en generar una mayor liquidez de su acción en el mercado.

Otra de las finalidades del fondo es aumentar la rotación de sus acciones flotantes, por lo que no se pretende ni disminuir ni aumentar el número de títulos.

A la conquista de España

La española FCC, cuya mayoría accionaria está ya en manos de Carlos Slim, había anunciado el pasado 13 de julio que había pactado la salida de su director general Juan Béjar antes del 30 de septiembre.

La nota aquí es que para sustituirlo suena el nombre del mexicano Carlos Jarque, quien trabaja como director ejecutivo de América Móvil, encargado de relaciones corporativas, gubernamentales e internacionales. Es, además, el enlace de AMX con los directores generales de las filiales de la firma mexicana en una veintena de países.

Carlos Slim ya ha colocado en el Consejo Directivo de FCC a Gerardo Kuri Kaufmann, Juan Rodríguez Torres y a Alejandro Aboumrad González. Son cuatro asientos de un total de 12. Esther Koplowitz tiene otros cuatro asientos y era quien tradicionalmente proponía al director general.

Transparencia aérea

Manuel Ángel Nuñez, cabeza visible del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, debe entregar una versión pública del Anteproyecto Ejecutivo General del nuevo aeropuerto al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Esta resolución lo obliga a dar a conocer los resultados del contrato DTC-018/2013 que fue firmado con la empresa Arup Latin America, pero fijó un plazo de tres años de reserva para la información clasificada por motivos de seguridad nacional.

Lo que se debe dar a conocer son imágenes y planos de forma general que no dan cuenta de características ni detalles de la construcción, dimensión y trayectoria de la infraestructura a construir, ojo, esta versión es adicional a la versión pública elaborada por Aeropuertos y Servicios Auxiliares y no se informará sobre instalaciones estratégicas, especificaciones de materiales de construcción, características de las instalaciones, los sistemas de seguridad y tecnologías de la información, así como infraestructura destinada al uso militar.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de