¡Quiero ser constituyente!
El marco jurídico para los candidatos independientes en la nueva Ciudad de México se presenta como el más adverso y violatorio de los derechos humanos en el país.
Eliseo Rosales Avalos
Feb 1, 2016 |
1:51
compartir

El decreto que crea la Ciudad de México (CDMX) es desproporcionado y anula la participación de los candidatos independientes.

Será mala suerte o premura política por parte de Miguel Ángel Mancera que la promulgación del decreto que crea la Ciudad de México se anunciara en medio de una crisis de suministro de agua.

Y es que la maltrecha economía del país, de la ciudad y las megamultas de tránsito preocupan más a los capitalinos, que al Chapo cuidar a la Kate y, por supuesto, festejar la creación de la entidad federativa 32 y su “autonomía interior”, lo que sea que eso signifique.

Estimado lector, en caso de que aspire a ser constituyente, son varias las alternativas que tendrá para ser parte de la Asamblea; aguantar vara y declararse amigo de Peña o de Mancera (cada uno propone a seis); convertirse en pejezombie y ser postulado por Morena; ser hijo de un exgobernador buscado por la justicia y consentido de don Beltrones, o ser acusado de acoso y ser miembro del PAN.

En el supuesto de que le gusten las misiones imposibles, puede postularse como candidato independiente y reunir las 75,000 firmas necesarias para registrarse —1% del listado nominal—; realizar una campaña regulada por una de las leyes independientes más adversas en el país, e intentar despertar el interés en los electores para participar en un proceso que no le importa a nadie. La legislación de Asamblea Constituyente se perfila como la perfecta ley anti-Bronco. Mancera, puedes tuitear: “misión cumplida”.

A ello agregue la negativa formal del presidente del INE, Lorenzo Córdova, de abrir un canal de comunicación con la Red Independiente de la Ciudad de México; dicha red considera —como el mismo Córdova lo ha indicado— que la legislación de las candidaturas ciudadanas está incompleta y genera incertidumbre.

El marco jurídico para los candidatos independientes en la nueva Ciudad de México se presenta como el más adverso y violatorio de los derechos humanos en el país, —con todo que el doctor Mike Mancera aspira a ser candidato independiente— y más que el otro doctor, Córdova se niega a atender a los candidatos independientes.

Culto lector, en este decreto hay mucha grilla y poca ciudadanía, será por eso que ha despertado tan poco interés entre los ciudadanos y mucha preocupación por los 5,000 millones de pesos que se invertirán anualmente en la nueva burocracia de la CDMX.

Twitter: @ErosalesA

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de