Los mismos de siempre
El fin de los partidos políticos
Eliseo Rosales Avalos
Mar 6, 2017 |
17:23
compartir

La elección presidencial del 2018 será el fin de los partidos políticos; gane quien gane se acabó el “sistema del botín” acordado por los líderes de los carteles partidistas. El financiamiento público es tan generoso como insultante.

Los pactos en lo oscurito entre PRI, PAN, PRD tocan fondo, resultan insostenibles: la alternancia; reformas electorales, fiscales, energéticas; guerras contra el narcotráfico; abdicación en la lucha contra la corrupción; y la crisis de seguridad tienen al país al borde del colapso institucional.

El espectáculo montado por la decadente clase política en las últimas semanas sólo habla de autocomplacencia y autismo social.

El 88 aniversario del PRI resultó un festín de elogios y selfies, nada de autocrítica; viejos lideres masters del trapecio legislativo, Gamboa, Beltrones, Murat, se reunieron con dirigentes jóvenes con corazón de viejo, mientras se cae en las encuestas en su aniversario se impuso la porra y la matraca.

El PRD desplomado en las encuestas se desgaja aceleradamente, sus militantes voluntaria o involuntariamente buscan la protección del mesías del Movimiento de Regeneración Nacional.

La Ciudad de México, que se precia de tener la Constitución más nueva y vanguardista del país, es una tierra sin libertades políticas, Don Miguel Ángel Mancera, ciudadano e independiente corre o renuncia a aquellos que expresan su apoyo al Marqués de Macuspana. Silvano Aureoles y Graco Ramírez, candidateándose mientras sus estados son cada vez más un cementerio.

El PAN se jacta de lograr una candidatura competitiva en el estado de México, en la persona de Josefina Vázquez Mota, señalada por actos de corrupción. La contienda presidencial parece irresoluble mientras el árbitro Anaya sea a la vez candidato. Zavala se siente atropellada por los candidatos del sistema, no es broma.

De la chiquillada ya ni hablar, el PVEM multi-sancionado por el INE venderá caro su desprestigio al mejor postor; Dante

Delgado de Movimiento Ciudadano y Alberto Anaya del PT merodean a AMLO para incrementar sus prerrogativas; el Partido Encuentro Social busca alianzas con quien se deje; y el PANAL está contratando edecanes para convencer al señor Quadri de que sea su candidato.

Entre tanto barullo político, el cenzontle de Tabasco, Andrés Manuel López Obrador, puntea las encuestas; los morenos se regodean entre escándalos de corrupción y denuncias de opacidad, pareciera que los partidos políticos no se dan cuentan que se gastan más rápido que el salario mínimo. El 2018 enterrará por lo menos a la mitad de los partidos políticos.

Twitter: @ErosalesA

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de