Contrabando de gasolina muestra corrupción en PDVSA: sindicato
La detención de tres buques de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) con más de 50,000 barriles de diesel de contrabando es una muestra de la corrupción en esa empresa petrolera, advirtió el dirigente obrero Iván Freites.

Caracas.- La detención de tres buques de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) con más de 50,000 barriles de diesel de contrabando es una muestra de la corrupción en esa empresa petrolera, advirtió el dirigente obrero Iván Freites.

“Esto es una muestra de la corrupción que existe en PDVSA, que era una de las empresas más prestigiosas que existían en el mundo y hoy está totalmente carcomida por las mafias y los delincuentes”, advirtió Freites en diálogo con Notimex.

El líder del Sindicato Único de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado de Falcón denunció que debido a la corrupción desmedida, PDVSA “es una empresa que no es rentable, que no tiene condiciones laborales adecuadas y se encuentra en una situación realmente calamitosa”.

De acuerdo con medios de prensa locales, la noticia sobre la detención de los buques esta semana sorprendió a buena parte de la opinión pública, que suele asociar el contrabando de gasolina con individuos en la frontera que trabajan en pequeña escala.

NOTICIA: PDVSA y Rosneft crearán empresa conjunta

Además, la captura se produjo en la refinería de Amuay, ubicada en el occidental estado de Falcón, lo cual deja en evidencia el involucramiento del personal de PDVSA en esta actividad de contrabando a gran escala.

Freites consideró que aunque las autoridades informaron sobre la detención de siete personas en el operativo, lo que busca el gobierno es tratar de ocultar la participación de la alta gerencia en el negocio del contrabando.

“Se trató de decirle al país que unos humildes trabajadores estaban implicados en el contrabando, eso es falso, y todos sabemos que el contrabando se está manejando con grandes gerentes”, denunció el dirigente sindical.

NOTICIA:PDVSA reporta caída de ingresos en 2014, golpeada por precios

En ese sentido, precisó que la distribución de gasolina de PDVSA está “controlada por un sistema centralizado en Caracas”, por lo que es imposible que una red de contrabando de este calibre opere sin la complicidad de la gerencia.

Freites estimó que para cortar de raíz el problema del contrabando en PDVSA, el gobierno debería realizar una investigación a fondo en la petrolera estatal hasta llegar a las últimas consecuencias y nombrar a una nueva junta directiva.

“Es vox populi en PDVSA quiénes son los contrabandistas, si en verdad el gobierno quiere acabar con el contrabando debe meterse dentro de las instalaciones de PDVSA y hacer una investigación interna y nombrar una nueva directiva” en la estatal.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de