Producen 70 millones de unidades
En Chignahuapan, las esferas no se quiebran
Luchan artesanos locales con innovación y calidad contra el embate de productos chinos hechos con base en materias primas más baratas como el plástico.
Tania Damián Jiménez / Corresponsal de El Economista
Nov 19, 2010 |
11:11

Puebla, Pue. EN CHIGNAHUAPAN todo gira en torno de un negocio redondo, el de las esferas navideñas. Aunque el calificativo de redondo en últimas fechas poco tiene que ver con las ganancias debido a la desleal competencia de productos chinos, los más de 400 talleres que existen siguen dando empleo a más de 4,000 artesanos de esa localidad ubicada en la Sierra Norte del estado.

Ángel Gasca Hernández y Silvino López Téllez son dos artesanos que mantienen este negocio afianzado en parte a la tradición familiar. Año con año esperan los meses de octubre, noviembre y diciembre para vender la mayor parte de sus productos, de los cuales esperan obtener ganancias positivas, pese a las dificultades que rodean a la actividad.

Las pérdidas por causa de la comercialización de esferas chinas, las cuales son de plástico y acrílico y no derivadas del vidrio como las mexicanas, podrían ascender a 30% sobre los 100 millones de pesos que obtiene de derrama económica el municipio de Chignahuapan.
La elaboración de las esferas en esta localidad empezó hace medio siglo cuando el empresario jaliscience Rafael Méndez Núñez llevó dicha industria y con él aprendieron la mayoría de quienes ahora cuentan con talleres.

La producción anual es de aproximadamente 70 millones de esferas y las mismas, además de comercializarse en el país, se llegan a vender en naciones como Colombia, Estados Unidos, Panamá y Venezuela.

Ángel Gasca y Silvino López cuentan que cada año, para mantenerse en el mercado, buscan crear nuevos diseños de esferas con decoraciones originales; sin embargo, el problema que desanima a los artesanos es el incremento en los precios de los insumos, lo cual ocasiona que trabajen al día y prácticamente sin ganancias.

Detallan que el costo de producción de una caja de seis esferas estándar es de 8.5 pesos y ellos apenas las venden entre 9 y 10 pesos, aunque en algunas partes del país la intermediación eleva el costo hasta 15 o 20 pesos; mientras que las chinas tienen un precio de entre 12 y 25 pesos.

Otra cuestión que les afecta, comentaron, es que hay comercios que prefieren vender esferas chinas, aunque por el trabajo de calidad que se hace en Chignahuapan, las pérdidas por ello aún no pueden considerarse tan grandes como para desaparecer a la industria.

Del total de los establecimientos de elaboración de esferas, sólo unos 10 son grandes empresas, por lo que los pequeños productores se han unido para tratar de conseguir mejores precios de la materia prima. Entre los grandes productores destacan: Esferas Méndez, Esferas Jessray, Esferas Esnaviso, Esferas Camelia, Talleres Gasca, Esferas Brian y Esferas Campanita.

Innovar, la clave

Ángel Gasca, quien tiene un taller en el número 9 de la calle Melchor Ocampo en Chignahuapan, comentó que su negocio se ha caracterizado por la resistencia, pues en varias ocasiones ha tenido falta de liquidez, pero el compromiso y amor que tiene a la hora de hacer las esferas es lo que le hace estar seguro que la actividad nunca desaparecerá.

“Lo importante es que las esferas se hacen a mano y es algo que no se puede perder”, sostuvo.

A decir de Silvino López, productor de esferas desde hace más de 40 años, en su negocio trabajan su esposa, hijos y hasta nietos, y gracias a la manufactura pudo costear a sus hijos los estudios en Puebla.

López Téllez agregó que aun con las complicaciones de esta industria, la misma se ha mantenido porque le apuesta a la producción artesanal, lo cual es reconocido en otros países.

Al respecto, el director de Turismo de Chignahuapan, Juan Carlos Cabral Flores, dio a conocer que durante la Feria de la Esfera, que se llevó a cabo a principios de noviembre, unas 300,000 personas visitaron el municipio, quienes generaron una alta derrama, pues gastaron además en hospedaje y comida.

tdamian@eleconomista.com.mx

5721 lecturas
1 Comentarios
Comentarios
ysabel (no verificado)
Agregado:
27 Dic 2013 |
12:39 PM

No recuerdo que año adquirí una de sus esferas navideñas en un Mercadillo de Navidad en Madrid, hasta el pasado año no la hemos sacado de su caja, ahora estamos encantados con ella, la tenemos en la parte central del salón y todos se sorprenden.
Enhorabuena y que vendan muchas.
Atentamente
Ysabel

Periódico El Economista una empresa de