Envió más de 29,000 unidades a China en el 2010
México exporta 350% más en autos
En una nueva cara de las ríspidas y desbalanceadas relaciones comerciales entre nuestro país y la nación asiática, destaca el aliento que han tomado las exportaciones mexicanas de vehículos a dicho mercado.

Por las carreteras de su país, los chinos conducen más de 29,000 vehículos que compraron en el 2010 y fueron fabricados en plantas instaladas en México, lo que muestra una nueva cara de las ríspidas y desbalanceadas relaciones comerciales bilaterales.

Otros miles de vehículos que manejan los chinos no fueron ensamblados por fábricas ubicadas en México, pero llevan autopartes mexicanas.

El caso más evidente lo representan las exportaciones estadounidenses de automóviles a China, las cuales sumaron 3,395 millones de dólares en el 2010, y una gran proporción de esas unidades requirieron de autopartes mexicanas.

Puede ser así que miles de piezas, como aires acondicionados, limpiadores de parabrisas o cinturones de seguridad, que operan los chinos en autos de origen estadounidense, sean productos mexicanos.

Las probabilidades de que ello ocurra son altas, porque México fue el primer proveedor de autopartes del mercado estadounidense durante el año pasado, al registrarse el envío de pedidos por unos 30,000 millones de dólares, monto que resulta el doble del que alcanzó su competidor más cercano, Canadá.

La nueva dinámica comienza a llamar la atención. Las exportaciones mexicanas de automóviles a China fueron por 29,105 unidades y 555 millones de dólares en el 2010, lo que implicó alzas anualizadas de 327 y 350%, respectivamente.

De esa manera, China se situó como el sexto destino de exportaciones de autos producidos en México durante el año pasado y al iniciar el año en curso desplazó a Argentina, ascendiendo a la quinta posición, por detrás de Estados Unidos, Brasil, Alemania y Canadá.

A su vez, las exportaciones estadounidenses de automóviles a China crecieron 232% en el 2010 a tasa anual y en términos de valor.

“Falta aún ver mayores esfuerzos de las empresas para ofrecer vehículos de México directamente en China, porque se está subutilizando el potencial”, dijo Sergio Nogueira, analista de la consultoría Barrera y Nogueira.

China produjo más de 18 millones de vehículos en el 2010, ubicándose como el primer productor automotriz en el mundo.

Nogueira consideró que las exportaciones automotrices de México a China tienen un potencial enorme. Por ahora, la gran mayoría de las autopartes que China importa se dirige al ensamble de vehículos nuevos, mas no para el de repuestos, evidenciando sus amplias posibilidades de crecimiento.

En el 2010, Estados Unidos exportó al mercado chino motores de gasolina para vehículos por 103 millones de dólares; motores para vehículos eléctricos y equipo electrónico por 189 millones; sistemas de frenos por 51 millones, y partes para motores de vehículos por 490 millones de dólares.

Desde el 2009, el mercado automotriz chino se consagró como el más grande del mundo. El año pasado se vendieron 18.3 millones de unidades en China.

En una entrevista al portal especializado Automotive News, Dazong Wang, presidente de Beijing Automotive Industry Holding Co., predijo que en el 2020 se venderán unos 40 millones de vehículos en China. Para lograrlo, sólo necesita crecer a la mitad del ritmo en que lo hizo en la última década.

En el comercio bilateral de productos de todos los sectores en el 2010, las exportaciones mexicanas sumaron 4,198 millones de dólares y las de China, 45,608 millones.

rmorales@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de