Pedro Joaquín Coldwell, nuevo titular de la Sener

Credito:

Karol García / El Economista

Pedro Joaquín Coldwell, nuevo Secretario de Energía. Foto:Reuters

Pedro Joaquín Coldwell fue nombrado Secretario de Energía por Enrique Peña Nieto, lo que -a decir del presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna- aporta el liderazgo que necesita un sector energético rezagado, al cual le urgen cambios que bien podrían darse con que la actual planilla de funcionarios, en una discusión honesta, enfatice la importancia económica de los recursos que deberán permanecer en manos del Estado.

Nacido en 1950, Coldwell es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana; hasta su nombramiento al frente de la Secretaría de Energía (Sener), era presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y ha sido Diputado local y federal, Senador y Gobernador de Quintana Roo.

El nuevo Secretario de Energía fue también Secretario de Turismo durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y, posteriormente, coordinador general de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados de la Secretaría de Gobernación. También fue jefe de la delegación gubernamental para el Diálogo de Paz en Chiapas y Embajador de México en Cuba.

“Al frente de la Sener, tienes a un hombre al que políticamente no se le puede discutir nada, se ha comportado como un conocedor, creyente firme del Estado de Derecho”, refirió Penchyna a El Economista. “Se distingue por su capacidad de negociación, de diálogo, de apertura...

Es un nombramiento que va a ayudar a la discusión honesta ante la sociedad mexicana, con la posibilidad de que se construyan políticas públicas que mejoren al país”.

PROPUESTAS CONCRETAS

David Penchyna aseguró que el Legislativo demandará un debate honesto con propuestas concretas por parte del Ejecutivo en el sector energético, cuyos activos existentes -es decir, los recursos- deben traducirse en ganancias tangibles para los mexicanos.

“El sector energético es el activo más importante que tiene el país. Vamos a demandar el vigilar que la propiedad y la rectoría del recurso siga manteniéndose en manos del Estado, que es una convicción de EPN, para poder construir el cambio adecuado de un sector que está rezagado, que no le da a los mexicanos la competitividad que merece el país y que está trabajando a muy baja capacidad de lo que pudiera generar en empleos que es lo que necesita México”, aseveró Penchyna.

kgarcia@eleconomista.com.mx