Industria perdió US16,350 millones por alertas de gas

Credito:

Lilia González / El Economista

Foto Archivo: EE

La industria nacional perdió 16,350 millones de dólares al enfrentar 109 alertas críticas por el desabasto de gas natural durante todo el 2012, afirmó Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

No obstante, adelantó que en breve el presidente Enrique Peña presentará una política pública en materia energética, similar al convenio que se había pactado con la administración anterior, “es un sobreprecio de unos centavos por millón de BTU” a la importación de gas natural, el cual lo dictaminará la Comisión Reguladora de Energía para hacer un fondo con capacidad de adquirir el insumo.

De esta forma, el gobierno garantizará el abasto de gas natural a la industria a través de la importación del energético comprimido este año y a partir del 2014 se pondrá en operación la infraestructura que distribuya el gas. “Logramos más allá que un convenio, logramos que fuera el tema del gas y la solución que fuera en varias etapas, a principios del 2014 deberá estar lista la infraestructura para no tener alertas de gas. Dentro de este 2013, se toman soluciones técnicas dentro de ello, unidades de recomprensión dentro de la geografía de la República Mexicana, lo que permite que los ductos tengan mayor capacidad”, expresó en conferencia de prensa.

Y es que el sector productivo del país se enfrentó a constantes alertas críticas por el faltante de gas -fueron 109 en el 2012-, dijo el Presidente de la Concamin, al precisar que por cada 24 horas de desabasto del energético se perdían 150 millones de dólares.

LOS MÁS PERJUDICADOS

El líder de los industriales comentó que los empresarios de Jalisco, Michoacán y Estado de México resultaron con mayor afectación por el desabasto de gas natural, aunque las alertas críticas impactaron a las zonas centro y occidente del país, pues son las más alejadas de los puntos de inyección de gas al Sistema Nacional de Gasoductos, que se encuentran en la frontera norte y en el sureste de México.

Francisco Funtanet delineó que durante el 2013 se pagarían “unos centavos de dólar adicional por las importaciones de gas”, aunque agregó que algunos empresarios estarían dispuestos a pagar hasta 
1 dólar por unidad de millón de BTU. Se tomará como el precio referencia de 3.54 dólares por millón de BTU y sobre éste se pagarán unos centavos, insistió.

De acuerdo con la industria, del 2000 al 2011, la demanda de gas natural aumentó 83% y 96% del consumo fue de los sectores eléctrico y petrolero (Comisión Federal de Electricidad y Pemex).

lgonzalez@eleconomista.com.mx

ORIGEN DEL DESABASTO

El desabasto existe por inyectar Pemex, sin necesidad, nitrógeno en Cantarell y otros campos petroleros. Ahora Pemex consume mucho gas natural para producir, inyectar y después separar el nitrógeno; este gas debería estar disponible para el mercado interno. Los desabastos continuarán hasta que llegue el gas importado de USA por los gasoductos que se construirán con ese fin. La inyección de nitrógeno ha redundado además en la criminal quema de gas rico en gasolinas, al no prever Adrián Lajous Vargas que se construyeran las instalaciones necesarias para aprovecharlo, por lo que desde que se inició la inyección de nitrógeno se han quemado cada día el equivalente a cien mil barriles de petróleo, sin llamar a cuentas a los responsables de esta situación.