TLC con Panamá, en el 2014: SE
México posee balanza comercial favorable de US1,053 millones; ofrece ventajas logísticas para empresas, advierte ProMéxico.
Roberto Morales / El Economista
Jun 24, 2013 |
22:36
Foto Archivo: EE

Las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México y Panamá se cerrarán en el primer semestre del 2014, estimó la Secretaría de Economía (SE).

Panamá tiene una población de 3.4 millones de habitantes y su Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, de 16,329 dólares, es el más alto de América Central.

La primera ronda de negociaciones entre los dos países se realizará a principios de agosto, aunque ya han intercambiado textos sobre las posiciones de cada uno en torno de lo que debe incluir el Tratado, dejando pendiente sus propuestas de desgravación de productos y servicios.

“Nosotros quisiéramos que se pudiera concluir la negociación con Panamá durante el primer semestre del 2014”, dijo Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

En el 2012, México registró un saldo favorable de 1,053 millones de dólares en su balanza comercial con Panamá, con exportaciones de productos por 1,136 millones e importaciones por 83 millones. Las inversiones de empresas mexicanas en ese país han acumulado 2,325 millones de dólares.

En el mercado panameño operan compañías mexicanas como Grupo Elektra, Banco Azteca, América Móvil, Grupo Carso (a través de Sanborns), Cinépolis, Omnilife, Grupo Bimbo y Eumex.

Junto con la española FCC y la costarricense Construcción Meco, la mexicana ICA forma parte del consorcio que se adjudicó un contrato por 268 millones de dólares para construir la cuarta fase del Cauce del Acceso al Pacífico, cuya conclusión programa es el próximo 2 de agosto.

Cemex opera una planta en Panamá, que expande a una capacidad de 1.6 millones de toneladas, con una inversión de 200 millones de dólares, y Coca-Cola FEMSA tiene una importante base de operaciones ahí, desde que en el 2002 adquirió a la Panamco, por 3,600 millones de dólares.

Aunque con un mercado pequeño, Panamá es una de las principales bases logísticas del continente americano. La Zona Libre de Colón permite la importación y reexportación de mercancías sin aranceles y las empresas que operan ahí enfrentan una carga fiscal muy baja.

“En ese sentido, puede ofrecer ventajas logísticas para empresas mexicanas que busquen exportar directamente a Asia o, incluso, a la zona norte de América del Sur (Colombia y Ecuador)”, informó ProMéxico.

Panamá importa de México productos como televisores, varillas, autos y medicamentos, y le vende combustóleo, propano y botellas.

rmorales@eleconomista.com.mx

4578 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de