México y Turquía alistan TLC
Peña Nieto suscribirá convenios con el gobierno turco, como pasos previos al pacto, para Turquía, el acuerdo con México es prioritario porque con él se concretan los proyectos de diversificación.
Hugo Valenzuela / Enviado El Economista
Ago 28, 2013 |
13:16
Foto: 
Shutterstock

Ankara, Tur. México y Turquía relanzarán sus relaciones, con énfasis en el tema comercial, con la firma -la semana entrante- de acuerdos sobre inversiones, tributación y de cooperación aduanera en esta ciudad.

El gobierno de Turquía y el de México, cuya comitiva vendrá con el presidente Peña Nieto a la cabeza, tienen la intención de suscribir también convenios de servicios aéreos, de combate al crimen organizado y en contra del lavado de dinero, en el marco de un proyecto conjunto de gran alcance, que servirá como punto de partida para la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países.

Para Turquía, expresó Cemalettin Damlaci, subsecretario adjunto del Ministerio de Economía de Turquía, el acuerdo con México es prioritario porque con él se concretan los proyectos de diversificación para esa economía, ubicada en el límite de Europa y Medio Oriente; la intención es firmarlo “lo más pronto posible”, pero reconoció que faltan definir aspectos fundamentales en los términos del acuerdo, en las áreas o productos sensibles para cada una de la partes.

En ese contexto, será creada una comisión de alto nivel, que será anunciada en la visita de Peña Nieto, la cual se encargará de trabajar con su contraparte turca para dar forma al tratado comercial.

Junto con los acuerdos que se estarían firmando por México y Turquía la semana entrante, también se suscribirán documentos de entendimiento en materia científica, turística (el cual incluye la apertura de una ruta aérea entre ambos países, a través de la aerolínea Turkish), otro entre ProMéxico y su homólogo turco, y uno más de carácter bilateral que involucra a Bancomext.

Se prevé que acompañen al presidente Peña Nieto los secretarios de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade; de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; de Turismo, Claudia Ruiz Massieu; así como el procurador Jesús Murillo Karam, entre otros, además de un grupo de empresarios por definir.

En ese marco, se hará la declaración conjunta sobre el interés para concretar el acuerdo comercial México-Turquía. Para Turquía, el acuerdo con México es uno de sus objetivos de diversificación económica y comercial, derivado en parte de la crisis de la eurozona; su plan es pasar del decimoséptimo al décimo lugar, entre las economías más grandes del mundo, en un plazo de 10 años, detalló 
Cemalettin Damlaci.

“Desde el 2002, Turquía emprendió una estrategia de crecimiento para su economía y ya hubo en años anteriores acercamientos con México para explorar oportunidades de cooperación económica. La intención es alcanzar los objetivos en los próximos 10 años, hasta el 2023, cuando se cumple el centenario de la República de Turquía”, expresó.

Los principales productos y servicios de Turquía son piedras naturales, algodón, cerámica, piel, maquinaria, construcción. Además de fornituras, vidrio y autopartes.

Güven Sak, director ejecutivo de Fundación de Investigación de la Política Económica de Turquía, confirmó que el agrícola se perfila como uno de los sectores sensibles en las negociaciones por venir entre ambos países.

Damlaci consideró que una ventaja para el acuerdo es que ambas economías pueden ser complementarias por sus similitudes, la mayor de todas, ser vecinas de grandes mercados en EU y la Unión Europea.

En América Latina, actualmente Turquía tiene relación comercial -o busca fortalecerla- con Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Guatemala y Jamaica.

El objetivo de Turquía es colocarse en el 2023 como la décima potencia económica del mundo.

Las industrias textil y del vestido, así como la automotriz (poner dato), son las que cargan el peso de las exportaciones turcas a los mercados internacionales.

El crecimiento económico de Turquía en la última década fue de 5.2% en promedio, el año pasado registró tuvo una inflación de 6.1% y proyecta un PIB de entre 4 y 5% en los próximos tres años.

hugo.valenzuela@eleconomista.mx

5257 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de