DF, NL y Jalisco lideran innovación en México
La brecha existente entre la capital del país y Oaxaca, el peor evaluado, es significativa: INI.
Erick Ramírez / El Economista
Dic 4, 2013 |
21:24

Sólo siete de las 32 entidades del territorio nacional cuentan con un nivel muy alto de innovación, de acuerdo con la consultoría de negocios y consultoría Venture Institute.

Se trata del Distrito Federal, con una calificación de 70.6, en una escala de cero a 100 puntos, Nuevo León y Jalisco.

El top siete lo complementan Estado de México, Puebla, Querétaro y Guanajuato, según el Índice Nacional de Innovación (INI), el cual está patrocinado por la Secretaría de Economía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Estas entidades son aquellas con los índices más altos de generación e implementación de nuevas soluciones en varios rubros, tales como Actividades de investigación y desarrollo; Marco institucional; Facilidad de obtener recursos económicos; Producción de nuevas tecnologías y conocimientos; Ambiente empresarial e Infraestructura para facilitar el flujo de la información y de personas.

En contraparte, 12 estados presentan niveles bajos o muy bajos en esta materia: Tamaulipas, Tabasco, Hidalgo, Nayarit, Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Michoacán, Tlaxcala, Chiapas, Guerrero, y Oaxaca, con calificaciones de 28 a 18.8 puntos.

METODOLOGÍA

Utilizando 64 indicadores, esta métrica considera el nivel de innovación en cinco pilares en cada entidad federativa: Instituciones; Capital humano e investigación; Infraestructura; Sofisticación de mercado y negocios; para así asignarle a cada estado un nivel de innovación “Muy Alto”, “Alto”, “Medio”, “Bajo” o “Muy bajo”.

Entre las variables consideradas están la facilidad para pagar impuestos y para abrir una empresa, calidad educativa, gobierno en línea, infraestructura en comunicaciones, acceso al crédito, número de profesionales empleados e Inversión Extranjera Directa.

Consultado por este diario, Federico Antoni, fundador de Venture, explica que la innovación a nivel estatal es un elemento clave en el desarrollo económico, el aumento de la productividad, la competitividad y, con ellos, la creación de nuevas industrias y empleos.

Aunque existen varias métricas de competitividad -refiere-, la medición de la innovación a nivel regional en el país ha carecido de sistematización, por lo que se pretende realizar esta métrica de forma periódica para identificar los avances y retrocesos.

DESIGUALDAD

Según los datos, entre el DF y el resto de los estados existe una gran diferencia entre la calificación obtenida (el promedio es de 30.3). Por ejemplo, entre la capital del país y Oaxaca, líder y último lugar del ranking, respectivamente, existe un abismo de 51.8 puntos.

De acuerdo con el entrevistado, esto se debe a una centralización en la investigación y educación, la inversión, así como por ser el asiento de poderes en el país.

“Concentrar el potencial innovador de un país en una sola ciudad hace que los problemas que tienes en otros estados no los puedas resolver, por su lejanía. El talento que hay en un estado como Oaxaca no lo aprovechas, porque la innovación está centralizada en el DF. Se necesita revertir esto, aprovechar las ventajas propias de cada uno de los estados”, advierte.

Infografia

erick.ramirez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de