Inhabilita la Función Pública a Oceanografía por 21 meses

Credito:

Karol García y Luis Carriles / El Economista

Foto: Cuartoscuro

La proveedora de Petróleos Mexicanos (Pemex), Oceanografía, fue inhabilitada para trabajar con cualquier entidad gubernamental durante 21 meses, gracias al resultado de diversas investigaciones de la Secretaría de la Función Pública (SFP), la cual informó que la empresa realizó cobros que excedieron el precio pactado de los servicios prestados a la paraestatal.

Mediante una circular publicada en el Diario Oficial de la Federación, la SFP declaró la inhabilitación por un año con nueve meses y 12 días de Oceanografía S.A. de C.V., resultado de la investigación en nueve expedientes en que se prueba que la empresa realizó modificaciones a contratos con Pemex Exploración y Producción (PEP) mediante convenios, con los cuales se incrementaron los cobros a la paraestatal hasta llegar a 3,250 millones de pesos adicionales, además de la omisión de casi 150 millones de pesos en fianzas de la empresa a la paraestatal.

La autoridad inició también una investigación sobre al menos unos 14 funcionarios de PEP que habrían estado involucrados en la serie de irregularidades.

De acuerdo con el Órgano Interno de Control (OIC) de PEP, en los nueve contratos suscritos entre la paraestatal y Oceanografía se detectó que la empresa no cumplió con la obligación de presentar una fianza de cumplimiento por el 10% del monto total del contrato pendiente de ejercer.

“Sin embargo, la prestadora del servicio posterior a la firma del contrato y previo al ejercicio fiscal correspondiente, modificó las garantías de cumplimiento por un monto menor al 10% del monto pendiente de ejercer, situación que trajo un beneficio económico para ellos”, señala la información presentada por la autoridad.

Mediante una comunicación, Oceanografía respondió que entregó la documentación pertinente al OIC de PEP para garantizar la transparencia de los contratos y el monto de las Fianzas de Cumplimiento conforme al contrato, incluso, cuando se les notificó la necesidad de aumentar el endoso se dio cumplimiento.

Señalan que “las conductas y supuestos de sanción que se pretenden imputar provienen de una Ley con vigencia posterior a la licitación y firma de los contratos revisados, lo cual es además una conducta ilegal de la autoridad que emitió dicha resolución, situación que se hará valer en los recursos correspondientes”.

La sanción tiene como origen una visita que hace el OIC de PEP, en junio del 2013, a la empresa Oro Negro quien ganó un contrato para el arrendamiento, sin opción de compra, de 14 plataformas petroleras.

El OIC verificó que se cumplieran las etapas de planeación, programación, contratación y ejecución de sus contratos con esa empresa e inició entonces una revisión de las garantías de cumplimiento y endosos originales entregados por Oceanografía, que era la empresa que le ofrecería a las plataformas el “Servicio de Transporte, acondicionamiento y recuperación de fluidos durante la perforación, terminación y reparación con apoyo en un barco procesador”.

Es en este proceso de revisión cuando el OIC cae en la cuenta de que hay una póliza con un monto menor al obligado en el contrato firmado en noviembre de 2013 por lo que se inició el proceso sancionador primero contra la empresa y luego contra los funcionarios de Pemex que habrían sido los responsables de aceptar el monto de las pólizas.

Hasta hoy los contratos están vigentes y no se inició un procedimiento de rescisión de los citados contratos, sin embargo, el OIC señala que Oceanografía tiene responsabilidad administrativa de acuerdo al Artículo 8 Fracción IV de la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas.

Con expertise en la industria

  • Oceanografía es una compañía de servicios petroleros que desde hace 46 años trabaja en el Golfo de México, con dirección en Campeche.
  • Cuenta con una flota de 69 buques de servicios integrados para extracción de hidrocarburos.
  • Hasta el tercer trimestre del año pasado, la compañía reportó un EBITDA de 97 millones.
  • Entre sus proyectos importantes está el Goliath, con el que bajo una subsidiaria del mismo nombre se logró la adquisición, por 160 millones de dólares, del megabuque de transporte y servicios offshore.
  • Con su otro gran proyecto, un megabuque offshore, también administrado por una subsidiaria, Caballo Marango, le permitió la emisión de deuda a cinco años por 300 millones de dólares.
  • El 97% de los ingresos por ventas de esta firma viene de la prestación de servicios a Pemex.
  • El año pasado confirmó con Pemex la instalación de 60 plataformas (chaqueta y la superestructura, es decir, 120 instalaciones) en los próximos cinco años.

empresas@eleconomista.com.mx