ampliación del ace 53
Automóviles deben estar en negociación con Brasil: AMIA
Rumbo a la segunda ronda de pláticas entre México y el país sudamericano para profundizar el comercio bilateral, las armadoras establecidas en el país pidieron incluir en la agenda el tema automotriz.
Eduardo Solís, presidente de la AMIA. Foto Archivo EE: Natalia Gaia
relacionadas
compartir

A un mes de que se realice la segunda ronda de negociaciones entre México y Brasil para ampliar y profundizar el Acuerdo de Complementación Económica número 53 (ACE 53), la industria automotriz mexicana alzó la mano para que se le incluya en este pacto y logre la apertura comercial total para este sector, luego de que sus exportaciones a esa nación cayeron 41.3% durante el 2015, ante las restricciones que enfrenta.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo que ya se le expresó al subsecretario de Negociaciones Comerciales Internacionales, Francisco de Rosenzweig, el interés del sector “estrella” de México para que se liberen los productos automotrices (vehículos y autopartes) con Brasil ante el inminente ACE plus que buscan los mandatarios de las economías más grandes de Latinoamérica.

“Se lo hemos manifestado al subsecretario (Rosenzweig) para que dentro de esta estrategia que delinea la Secretaría de Economía tenga presente que nosotros no estamos satisfechos, no estamos contentos con lo que ocurre en el ACE 55 (acuerdo enfocado al rubro automotriz) y las restricciones cuantitativas que están presentes, derivadas del último protocolo de ACE 55, que nos llevan a un resultado que no nos es favorable”, reprochó.

Los envíos automotrices de México a Brasil derraparon en el 2015; incluso, el país sudamericano pasó de ser el tercer mercado en importancia para las exportaciones mexicanas al cuarto destino, en el que dejó de vender 40,322 vehículos, en enero-noviembre del 2015.

México exportó 57,303 vehículos a Brasil durante los primeros 11 meses del año pasado, cuando había enviado 97,625 vehículos de enero a noviembre del 2014.

Esto como resultado de la restricción que aplicó el gobierno de Dilma Rousseff para los autos mexicanos bajo cuotas de exportación limitadas, con el compromiso de que el 19 de marzo del 2019 se reanude el libre comercio bilateral en el sector automotriz.

El año pasado, el presidente Enrique Peña y la brasileña Rousseff arrancaron negociaciones para profundizar las relaciones comerciales entre ambas naciones. Así que, del 16 al 18 de febrero próximos, en Brasilia se desarrollará la segunda ronda, bajo una agenda bilateral que incluye temas como servicios, comercio electrónico, contratación pública, facilitación del comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, propiedad intelectual y coherencia regulatoria, entre otros.

El presidente de la AMIA comentó: “De haber un acuerdo que permita liberalizar los productos que están contenidos en el ACE 53 (...) estaremos buscando que el automotriz sea uno de los apartados que tenga este acuerdo”, acotó.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios