AT&T analiza vender DirecTV Latinoamérica en 10,000 mdd
Si Movistar compra DirecTV a AT&T encara de nuevo a Carlos Slim
Si Telefónica compra a la operación de DirecTV en América Latina, Movistar será de la noche a la mañana el primer operador de TV de paga en la región al embolsarse 19 millones de estos clientes y encararía a AMX y sus 21 millones de cuentas. Pero los riesgos regulatorios y financieros pueden frenar a Telefónica en esta aventura.

A seis meses de haber logrado la compra de DirecTV y a pocos días de iniciada la integración de esta plataforma con la suya propia a través de la oferta de datos móviles ilimitados en Estados Unidos a los usuarios de DirecTV, AT&T analiza ahora la venta de esta filial de televisión restringida en América Latina, azotada por las devaluaciones de todas las monedas de la región, la desconexión de clientes y por la creciente presencia y nuevas estrategias de sus competidores, pero que pese a todos los obstáculos aún sigue siendo rentable.

En el fin de semana la agencia Reuters divulgó que American Telephone & Telegraph “sondea” a la española Telefónica y a la británico-estadounidense Liberty Global como potenciales compradores de DirecTV en América Latina por 10,000 millones de dólares y en un paquete que incluye a los mercados de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela en operación directa, más el control del 41% de Sky en México.

NOTICIA: Televisa sueña con dar servicios triple play por la red de Telmex

De concretarse una escisión de esta manera, la empresa que se haga con el control de esa participación de DirecTV ganará de la noche a la mañana un stock de 19 millones de suscripciones de televisión de paga y en algunos casos particulares, con cuentas adicionales de otros servicios, según los datos disponibles de AT&T a julio del 2015.

Telefónica Movistar es señalada como la candidata más viable a hacerse con DirecTV Latinoamérica por distintos motivos de mercado:

Como estrategia para aumentar su presencia y convertirse en el primer operador de TV de paga en la región luego de adquirir en España empresas de contenidos con los que pudiera apalancar un eventual servicio que corra por DirecTV y de esta manera competir con mayor fuerza a América Móvil en este segmento de negocio, empresa que por estos días también se está reforzando en el giro, coincidieron expertos.

NOTICIA: ¿Se tardó Telefónica en ofrecer TV de paga en México?

También, Movistar se haría con un paquete de licencias de espectro en la banda de 2.5 GHz en Colombia y Brasil con los que pueda apuntalar su oferta de servicios convergentes, principalmente móviles 4G LTE.

Movistar tiene en contra, añadieron los especialistas consultados, una abultada deuda que supera los 49,691 millones de euros. El hecho de que en algunos países pudiera convertirse en el operador dominante en TV de paga con esta compra y entonces estaría sujeta a una serie de regulaciones particulares.

Y aunque el anuncio de Reuters todavía cae en el rumor, dijeron los entrevistados, haría sentido que AT&T se desprenda de operaciones en economías como la venezolana e incluso la brasileña, ambas, en recesión y con desplome de sus monedas; sólo la economía de Venezuela se contrajo más de 7% en el 2015 y por tanto son impactos que deben sopesar los interesados en DirecTV Latinoamérica.

Las alternativas de AT&T si no compra Sky a Televisa

Pero el mercado mexicano “se cuece aparte”, luego que quedaría en duda el argumento de AT&T de crear un área continental de 400 millones de usuarios con cobertura de red de distintos servicios móviles y cuando ha manifestado interés por distintos anchos de banda en espectro del 2.5 GHz y en AWS, más que también es empresa candidata a hacerse con más de un operador fijo en el país para robustecer sus aspiraciones de crecer en México en un década. Se cuece aparte, porque en este país es la sede de otro gigante en la TV de paga, dijeron los expertos: Grupo Televisa.

“AT&T en Estados Unidos acaba de lanzar un paquete para que los suscriptores de DirecTV en ese mercado accedan a planes con uso de datos móviles ilimitados. No sabemos si AT&T tenga planeado extender la idea de la red móvil en América del Norte contando a DirecTV como un factor clave, por lo que no debe darse por hecho que el operador traspasaría su participación en DirecTV México, sobre todo cuando ha manifestado que su primera prioridad será mejorar su red inalámbrica de servicios móviles”, comentó Jesús Romo, director de la firma Telconomia.

NOTICIA: ¿Se contradicen Movistar y AT&T en México?

En el resto de América Latina, por tanto, es más factible que AT&T analice con seriedad desprenderse de DirecTV, destacó el director editorial de Mediatelecom Policy & Law, Jorge Bravo:

“Cuando Telefónica compró operaciones de TV de paga en España, claramente dijo en voz de César Alierta -líder de Movistar-, que su estrategia es crecer en América Latina y para ello ya tiene su flotilla de satélites y sus contenidos, y claramente aspira a ser más que el tercer operador de TV de paga en la región, en toda Iberoamérica. Pero debe pensar también que consolidar esa operación le puede resultar en dominancia en algunos países”.

“El interés expresado por Telefónica es consistente con su expansión de TV restringida en Latinoamérica y aumenta su rivalidad con América Móvil en la región. Todo parece indicar que la competencia entre ambos es cuasi continental y que se extenderá a competir por contenidos como una extensión de su rivalidad en telecomunicaciones”, secundó el especialista del sector en el ITAM, Ramiro Tovar Landa.

NOTICIA: AT&T, más cerca del 2.5 GHz que Movistar

Esta misma semana, representantes de América Móvil se encuentran en Miami para buscar oportunidades que vengan a fortalecer su negocio de televisión de paga que a la fecha llega a más de 21 millones de suscripciones en la región latinoamericana. AMX ya tiene en su portafolio los derechos de la transmisión de las Olimpiadas de Río 2016, a su plataforma de televisión bajo demanda Clarovideo y a su filial Claro Sports, entre otras más.

“Considerando el desempeño de Telefónica en servicios de telecom ahora con los activos de Latinoamérica con menor valor por las depreciaciones de las monedas, parece ser la oportunidad de último recurso para mejorar su niveles de crecimiento y su ingreso. Todo indica que Telefónica ha agotado su potencial competitivo en sólo servicios de telecomunicaciones”, añadió el experto del ITAM.

Jesús Romo, analista de Telconomia, consideró como “racional” que AT&T sondee una posible venta de DirecTV en América Latina, dado que la intención original de esta telefónica fue la de afianzar su posición en la televisión restringida en Estados Unidos, un negocio por el que desembolsó 48,500 millones de dólares en hacerse con DirecTV y que entonces una venta a Movistar o Liberty Global significará un ingreso que vendría a fortalecer sus finanzas.

“Puede ser una negociación con racionalidad regional. AT&T compra DirecTV porque afianza su posición como proveedor de TV restringida satelital en Estados Unidos, pero en América Latina puede traspasar estas operaciones a uno o varios compradores. En el caso de Telefónica, esta compra podría posicionarlo como el mayor proveedor de TV restringida en la región, sobre todo tomando en cuenta el mercado brasileño; en México AT&T es el socio minoritario en Sky de México y Grupo Televisa el mayoritario, por lo que aunque AT&T pueda traspasar su participación, el comprador entraría como socio de Televisa si no ha cambiado la participación actual”, dijo Jesús Romo.

NOTICIA: Telcel y Movistar chocan por temas de competencia

Quedará la duda, si comprando DirecTV Latinoamérica, Movistar se interese por ingresar en pleno al mercado de la televisión restringida en México con una posible compra de Sky, que por un lado podría quitar “pretextos” a los reguladores si Grupo Televisa decide continuar consolidándose en la televisión de paga nacional. Sky, sin embargo, es el negocio que mejores ingresos deja a la televisora.

“En México esto involucra a Televisa, pues AT&T puede traspasar su participación en Sky, pero no es el socio mayoritario. Esta plataforma es importante para Grupo Televisa, pues tiene el mayor número de abonados en TV de paga, así que no se conoce si este grupo está interesado en desprenderse de esta participación o convertirse en un socio minoritario”, expuso Jesús Romo, de Telconomia.

“Televisa ha hecho un esfuerzo por crecer a Sky, para que le genere ingresos. Creo que sería más lógico que Televisa quisiera conservar su operación satelital y en todo caso, adquirir la otra participación y hacerse el dueño absoluto. Haría poco sentido que Televisa se desprenda de Sky, cuando los ingresos de la TV abierta y el rating van a la baja y cuando la competencia allí está por crecer con las nuevas cadenas de TV”, adicionó Jorge Bravo, de Mediatelecom.

Por lo pronto, explicó Gustavo Fontanals, de la Universidad de Buenos Aires (UBA), aventurar que AT&T esté decidida a vender DirecTV en América Latina, pese a que la misma compañía había anunciado que podría evaluar esquemas de asociación en distintos países de la región.

NOTICIA: Las alternativas de AT&T si no compra Sky a Televisa

“Es una situación extraña, que se separa de la decisión de la casa matriz de AT&T en los Estados Unidos, que ya avanzó con la integración de DirecTV a su propia estructura, estableciendo una estrategia convergente de servicios de telecomunicaciones y audiovisuales que abarca desde telefonía y banda ancha hasta video on demand y televisión paga, incluyendo la producción de contenidos. Pero que podría entenderse en la región, donde AT&T no tiene presencia en el negocio de telecomunicaciones salvo en el caso de México”, dijo el experto de la UBA y añadió Gustavo Fontanals:

“Los servicios de DirecTV en la región son rentables y la estructura tecnológica está montada para una cobertura y prestación regional. En ese sentido, se puede entender el anuncio de que no tiene prisa por vender. La venta sólo se justificaría ahora bajo la intención de recuperar ya parte del desembolso que implicó la compra de todas las operaciones de DirecTV, un negocio financiero de gran escala. Pero para eso hace falta un comprador dispuesto a pagar y que sea a un buen precio, lo que no es fácil. Telefónica tomaría una apuesta muy alta, por incertezas de mercado y regulatorias”.

nicolas.lucas@eleconomista.mx

mfh

0 Comentarios
Comentarios