pérdidas de la CFE caen a 12.6%
Baja robo de electricidad 
en el 2015
La reducción, como proporción del total de electricidad producida, fue de 1.2 puntos porcentuales; las pérdidas no técnicas (robo) se redujeron más que las técnicas, asociadas a la obsolescencia de la infraestructura.
relacionadas
compartir

La red nacional de transmisión y distribución de electricidad, aún operada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), todavía tiene pérdidas de 12.6% de la energía que se genera, lo que implica una caída de 1.2 puntos porcentuales con relación a las pérdidas de energía del año anterior, gracias a las mejorías en las instalaciones que se han realizado principalmente en el Valle de México.

En total, se perdieron todavía en la red 22,919 gigawatts hora de un total de 182,950 gigawatts hora generados, según el detalle de las pérdidas porcentuales proporcionado por la Unidad de Enlace de la estatal, a través del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales(INAI) hasta el tercer trimestre del año; esta pérdida todavía duplica la media de pérdidas totales en los países de la OCDE, de un máximo de 6 por ciento.

Por instalaciones deficientes u obsoletas, el promedio de los porcentajes de pérdidas técnicas en toda la República cayó 0.27 puntos porcentuales en comparación con el mismo dato del año anterior, ubicándose en 5.73% de la energía que se transporta, mientras que el promedio de los porcentajes de las pérdidas consideradas no técnicas, por impago de los usuarios o robo de energía, se ubicó en 6.19% del total de la electricidad, con una reducción de 1.8 puntos porcentuales de un año a otro.

La entidad con mayor porcentaje de pérdidas el año pasado fue el Estado de México, con 24.6% de la energía que se transporta. Aun así, la zona centro que la CFE comenzó a operar en el 2009 e incluye a esta entidad y a la ciudad de México, principalmente; redujo a 19.6% el promedio de pérdidas de energía, lo que implicó una caída de 1.7 puntos porcentuales en comparación con el 2014.

Cambio en el mapa

A lo largo de su proceso de absorción del territorio operado por la extinta Luz y Fuerza del Centro, la CFE argumentó que las pérdidas, cuyo promedio porcentual en el 2011 aún ascendían a 22.6% del total nacional, eran causadas por las deficiencias en esta zona, que en ese año todavía tenían un promedio porcentual de 33% de la energía en el transporte. Sin embargo, el mapa ha cambiado con entidades como Guerrero, Chiapas, Tabasco y Campeche en los primeros lugares de la tabla de pérdidas porcentuales totales —después del Estado de México— y con pérdidas que van desde 23.6 hasta 17.3% de la energía.

Destaca que en el 2015, Guerrero es la entidad que ocupa el primer lugar de la tabla de promedios porcentuales de pérdidas no técnicas, con 16.7% de la energía en estado de impago por parte de los consumidores o de robo de energía, seguido por el Estado de México, Tamaulipas y Nayarit, con pérdidas de entre 15.5 y 10.7%.

En tanto, Chiapas es el estado con mayor promedio del porcentaje de pérdidas técnicas, con 11.3%, seguido por Tabasco, Oaxaca, Estado de México y Campeche, con pérdidas de entre 9.9% y 7.9% de la energía.

CFE invertirá US1,091 millones en medidores

Para contrarrestar las pérdidas de energía, que todavía ascienden a 12.6% del total nacional y que en el 2014 costaron más de 40,000 millones de pesos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) invertirá 1,091 millones de dólares en nuevos equipos del 2015 al 2017.

En ese periodo se instalarán más de 2 millones de medidores inteligentes del consumo de energía tipo AMI (Advance Metering Infrastructure), que también ayudan a eliminar el robo de energía y pueden ser leídos a distancia vía radiofrecuencia.

Para ello, tiene un programa de reducción de pérdidas con 15 distintas licitaciones, de las cuales 13 ya concluyeron y están en su etapa de ejecución, y dos se encuentran en proceso de licitación.

Estos 13 procesos finalizados han sido licitados a 11 consorcios distintos, integrados por 22 empresas diferentes.

Estos proyectos están encaminados a sustituir medidores electromecánicos por los de tipo AMI en Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, Tabasco, Chiapas, Zacatecas, Hidalgo, Coahuila, Chihuahua, Estado de México y la ciudad de México.

Además, se instalarán 55,902 transformadores de distribución y se construirán 3,631 kilómetros de circuito de redes de media tensión. La instalación de esta nueva infraestructura eléctrica permitirá disminuir los cambios en el voltaje, acotar el tiempo de interrupción en caso de que esto ocurra, y reducir la energía eléctrica que se pierde en el proceso de distribución, según la estatal eléctrica.

Cabe destacar que con la reforma energética, a partir de la apertura del mercado de corto plazo a nivel nacional en febrero, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) fungirá como administrador de la red de transmisión, que seguirá siendo operada por la CFE con acceso a terceros.


kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios