en febrero, la iniciativa: STPS
Alistan reforma de justicia laboral
Entrevistado previo a su participación en la Barra Mexicana del Colegio de Abogados, Navarrete Prida expuso que hay 19 problemas serios que enfrenta la gente en la justicia cotidiana.
Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo. Foto: Especial
relacionadas
compartir

El segundo cambio importante que tendrá la Ley Federal del Trabajo, después de la reforma del 2012, será en materia de justicia laboral y para ello, en los primeros días de febrero, el Ejecutivo enviará una iniciaría de ley para reducir 19 procesos que obstaculizan la aplicación de la justicia, dijo el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.

Entrevistado previo a su participación en la Barra Mexicana del Colegio de Abogados, Navarrete Prida expuso que hay 19 problemas serios que enfrenta la gente en la justicia cotidiana.

Agregó que los cambios que tendrá la legislación también permitirán eliminar “de una buena vez” los contratos de protección. Dijo que en México, cuando se presenta un emplazamiento para demandar la firma de un contrato colectivo de trabajo a una empresa, “más de 70% no sigue ni siquiera a la siguiente etapa”, menos aun al estallamiento de huelga, pues desisten, sólo se busca extorsionar a las empresas y engañar a los trabajadores.

El titular de la STPS detalló que parte de los obstáculos que se viven en la justicia laboral cotidiana y que buscan eliminarse son la utilización de peritos no acreditados con la idea de alargar procedimientos; el presentar testigos falsos en las juntas por cualquiera de las partes o el que se ventilen asuntos que son estrictamente administrativos y no laborales a través de las juntas.

Dijo que se pretende hacer una etapa prejudicial de conciliación, que evite a la junta y al Estado gastar dinero; y que es indispensable que haya un órgano de vigilancia dentro de la junta que permita inconformarse o quejarse de un mal proceder de algún funcionario.

Obstáculos de la justicia laboral

  • Prácticas que simulan despido y renuncia representan un tercio de los asuntos que se tramitan ante las juntas de conciliación y arbitraje.
  • Dilación intencional de los juicios. A pesar de la primera reforma a la LFT los juicios son largos, de tres años en promedio.
  • No existe límites legales para diferir audiencias. Durante el 2015, 59% de las audiencias a celebrarse fueron diferidas.
  • Continúan existiendo incentivos para que algunos abogados de parte alarguen los procesos con la intención de tener mayores emolumentos.
  • Demanda de contrato. Existen vicios en los emplazamientos donde se llega a emplazar a huelga incluso cuando las actividades del centro de trabajo aún no inician.

pmartinez@eleocnomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de