INDICADOR ADELANTADO REPUNTA en enero
Persisten riesgos externos en actividad económica: IMEF
El año comenzó con signos de actividad económica al alza, pero con ímpetu moderado, situándose sus mayores riesgos en la parte vinculada con el mercado externo, indicó el organismo privado.
Roberto Morales
Feb 3, 2016 |
0:32
Foto: AP

La actividad económica de México mantiene un crecimiento moderado con riesgo de debilidad externa, de acuerdo con indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios, afirmó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) al interpretar sus mediciones anticipadas de enero del 2016.

El Indicador IMEF Manufacturero registró en enero un aumento de 0.6 puntos respecto del mes anterior, para ubicarse en 51.2, un alza tras su descenso en diciembre.

El índice varía en un intervalo de cero a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50) de la actividad económica, sin proporcionar información sobre la magnitud de los cambios esperados.

A su vez, el Indicador IMEF No Manufacturero tuvo un aumento de 0.9 puntos frente al mes previo, para llegar a 50.2 puntos, y revirtió así dos bajadas seguidas. “Los resultados del Indicador IMEF Manufacturero y No Manufacturero sugieren que la actividad económica nacional mantiene un crecimiento moderado. Se destaca el riesgo de la debilidad externa, la cual ha tenido un impacto negativo en el sector exportador mexicano, lo que a su vez podría reducir el dinamismo registrado en el consumo privado”, indicó el IMEF en su reporte.

En el análisis de la coyuntura económica, el Comité Técnico del IMEF volvió a destacar el frágil dinamismo manufacturero de Estados Unidos, con la consecuente incidencia negativa en las exportaciones no petroleras en México, las cuales registraron un ligero avance de 0.1% en diciembre.

De acuerdo con la estimación oportuna del Producto Interno Bruto, la economía creció 2.5% en el 2015, siendo el sector industrial el menos dinámico, al crecer 1.0%; mientras tanto, el sector servicios, el cual está más ligado al mercado interno, creció 3.2 por ciento.

Estos resultados y el dato del Indicador IMEF Manufacturero en enero implican que la actividad en el sector se mantendrá débil, lo cual representa un riesgo para el dinamismo del sector interno.

A su vez, el Indicador IMEF No Manufacturero, reflejo cercano de la actividad en la economía interna, principalmente comercio y servicios, sugiere que a pesar del dinamismo observado en el consumo privado durante el 2015, la debilidad del sector exportador representa un riesgo que podría frenar el ritmo que presentó el consumo interno al cierre del año previo.

rmorales@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios