no está en crisis, pero sí delicada, admite
Sanear a Pemex no será sencillo: González Anaya
El nuevo director de la petrolera emprenderá una revisión de los costos de la empresa para delinear el plan financiero que seguirá.
Karol García
Feb 10, 2016 |
0:03
José Antonio González (cuarto de izquierda a derecha), se reunió con miembros del Consejo de Peme. Foto: Cuartoscuro
relacionadas
compartir

El nuevo director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya, aseguró que la estatal no se encuentra en una situación de crisis, aunque reconoció que pasa por una situación muy difícil, principalmente por los bajos precios del petróleo, por lo que reconoció que sanear las finanzas de la petrolera mexicana no será sencillo.

“Tenemos que priorizar la inversión, y ciertamente, la prioridad fundamental que es determinar exactamente cómo implementar ese recorte de gasto que es necesario, dadas las circunstancias”, aseguró.

En entrevista con Radio Fórmula, el titular de la empresa productiva del Estado comentó que se utilizarán las nuevas figuras de la reforma energética para tratar de potenciar a la empresa, que enfrenta su nivel más bajo de extracción desde hace 25 años y pasivos que superan en 1.1 billones de pesos a sus activos.

Desde la perspectiva del hasta ayer director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la estrategia en Pemex será aprovechar todas las oportunidades que existen en el nuevo marco legal del sector energético, como los nuevos mecanismos de asociación, las nuevas estructuras y las nuevas actividades que se pueden hacer en competencia.

“Estoy convencido de que la reforma energética permite flexibilidad, instrumentos y estructuras nuevas, que podemos utilizar para hacer estos ajustes en este entorno”, dijo.

A pesar de que la estatal tiene presupuestado el recorte de al menos 10,600 plazas para este 2016, González Anaya aseguró que si bien habrá un recorte al gasto de la empresa —que ya de por sí recibió 230 millones de pesos menos que el año anterior, aun con el recorte que se hizo en enero del 2015, por 11% del presupuesto para ese año—, el ajuste al gasto anunciado por la Secretaría de Hacienda no necesariamente está relacionado con un recorte de personal, ya que primero se hará una revisión de todos los costos y se priorizará la inversión en el ajuste presupuestal para el 2017, en conjunto con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

El secretario de Energía y Presidente del Consejo de Administración de Pemex, Pedro Joaquín Coldwell, presentó al nuevo director de la estatal y aseguró que en estos tiempos de cambio, contará con todo el apoyo y respaldo de los servidores públicos de la Secretaría de Energía.

En la torre ejecutiva de Pemex, González Anaya consideró que su actual nombramiento es el más importante de su trayectoria profesional, luego de indicar que Pemex enfrenta grandes retos ante la situación petrolera internacional.


Proveedores ven 
relevo con ánimo

Uno de los principales cambios que se esperan con la nueva administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) es que haya un mayor dinamismo financiero en la petrolera, así como nuevos esquemas de pagos a proveedores, que son los principales temas a resolver en el corto plazo, dijo Erik Legorreta, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo (Amipe).

Explicó en entrevista que con la salida de Emilio Lozoya se termina una época donde la transformación de Pemex y la reforma del sector energético fueron claves en el desempeño de la industria; la llegada de José Antonio González Anaya tiene como reto la implementación de los cambios legales y que se retomen los proyectos de inversión.

El uso de un factoraje adecuado para cubrir los adeudos de Pemex es una parte de la estrategia, falta que se profundice más en los esquemas de inversión disponibles a partir de la reforma, para atraer nuevos capitales y fortalecer a la industria en general; es el caso de los planes de logística y almacenamiento.

Hasta ahora, las tasas de interés que se establecen en el factoraje con Pemex, de 1.25% más TIEE, son atractivas para las empresas y los bancos hasta ahora han reaccionado; sin embargo, considera que sería muy importante que se trabajara más con los bancos para que reduzcan las comisiones actuales.

Añadió que los bancos deben entender que el sector petrolero está pasando un momento difícil con la caída de los precios del petróleo y las condiciones de sobreoferta en el mercado internacional; entonces, deben pensar en la posibilidad de que el fondeo sea más flexible para el financiamiento del sector.

Legorreta explicó que los avances logrados en la reestructuración de Pemex no irán marcha atrás, en todo caso es un proceso en el que se avanzará aun más y de manera más rápida. El perfil del nuevo director es financiero, por lo que es plausible que esté dedicado más a mejorar las finanzas de la empresa y su perfil crediticio. (Con información de Luis Carriles)

kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios