México-Unión Europea
“Podemos detonar más negocios”
El comisario europeo de Agricultura admitió que el 2016 será arduo para dotar de un mayor protagonismo al comercio agroalimentario.
Phil Hogan, comisario de Agricultura de la Unión Europea.
compartir

México y la Unión Europea han desaprovechado hasta la fecha las oportunidades de negocio que uno y otro territorio ofrecen en el sector agroalimentario, pero existe un renovado interés de ambas partes por escribir una nueva página en el comercio bilateral, dijo Phil Hogan, comisario de Agricultura de la Unión Europea.

Muestra de ello, dijo Hogan, es la visita a México que realiza junto con una comitiva de 42 empresarios de la Unión Europea, para explorar oportunidades de negocio, pero también para sondear el terreno de las negociaciones rumbo a la actualización del tratado de libre comercio entre ambas regiones en el capítulo agroalimentario.

“México es un socio ideal en América Latina por su privilegiada situación geográfica y amplio potencial en el sector agroalimentario”, dijo Hogan a El Economista.

Hasta el momento, no obstante, las oportunidades se han desaprovechado, pues México no figura dentro de los primeros 20 socios comerciales de la Unión Europea en el tema alimentario, tanto por el lado de las exportaciones, como por el de las importaciones.

En el 2014, nuestro país se ubicó en el sitio 27 entre los mayores proveedores de alimentos de la Unión Europea y ocupó el mismo lugar entre los mayores destinos para las exportaciones alimentarias de esta región. La historia no es muy distinta para el 2015, admitió Hogan.

“En este 2016, invertiremos considerable tiempo ambas partes (México y la Unión Europea) para tratar de ser más ambiciosos en la relación de comercio”, comentó en referencia a las negociaciones que tendrán lugar este año para actualizar el tratado de libre comercio bilateral, que data del año 2000.

“Esperamos que este año podamos concluirlas”, dijo, al tiempo que reconoció que existen sensibilidades comerciales en ambas partes, pero también una atmósfera de negociación propicia y cordial.

Los acercamientos bilaterales tienen ya resultados concretos, dijo, como lo ejemplifica el inicio de las negociaciones para homologar las regulaciones en productos orgánicos, de manera que los productores mexicanos puedan exportarlos a la Unión Europea y acceder a un mercado de 22,000 millones de euros y con un crecimiento anual de 5.5 por ciento.

“Aspiramos a que México se coloque dentro del top 10 de proveedores y destinos de exportación de la Unión Europea en cinco o 10 años”, comentó Hogan.

octavio.amador@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios