Apuestan por el turismo médico
El atractivo de México como destino turístico para la realización de tratamientos médicos es manifiesto y ha impulsado a la empresa estadounidense Top Doctors a incursionar en este mercado, que en el 2015 tuvo en el país un valor de 3,302 millones de dólares, de acuerdo con cifras de ProMéxico.
María Alejandra Rodríguez
Feb 26, 2016 |
0:11
compartir

El atractivo de México como destino turístico para la realización de tratamientos médicos es manifiesto y ha impulsado a la empresa estadounidense Top Doctors a incursionar en este mercado, que en el 2015 tuvo en el país un valor de 3,302 millones de dólares, de acuerdo con cifras de ProMéxico.

El turismo médico consiste en procedimientos quirúrgicos y tratamientos con medicamentos, además de procesos ambulatorios, donde se incluye la estancia en hoteles y traslado vía terrestre o aéreo. El organismo Patients Beyond Borders refiere que en el 2012 alrededor de 7 millones de personas en el mundo viajaron al extranjero para recibir servicios de salud; buscan tecnología avanzada, enfoques médicos de vanguardia, atención de calidad y menores costos.

El director de Top Doctors, Loic André, dijo que a mitad del año espera lanzar paquetes para comercializar el turismo médico de México, y en abril una aplicación con inteligencia artificial.

Top Doctors es una plataforma que llegó a México en el 2015, cuyo fin es concentrar el directorio médico con especialistas altamente calificados y con calidad humana, para conectarlos con búsquedas de Internet sin que exista charlatanería o riesgo de mal información, debido a que para estar dentro de su lista es necesario ser recomendado y pasar por una auditoría de calidad. Dentro de la plataforma se puede echar un vistazo al currículum de los especialistas y consular artículos publicados por los doctores. Se cuenta con la facilidad de agendar cita médica vía online.

Loic André informó que a finales del 2015 adquirió Smartsalus, una empresa española que ofrece paquetes en el país ibérico.

maria.rodriguez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios