NAICM avanza con buen fondeo
El crédito bancario por 3,000 millones de dólares que formalizó el GACM el año pasado le permite tener recursos en el 2016 y la primera mitad del 2017 para continuar con el desarrollo del nuevo aeropuerto, aseguró su director corporativo de Finanzas, Ricardo Dueñas.
Alejandro de la Rosa
Feb 26, 2016 |
0:22
compartir

El crédito bancario por 3,000 millones de dólares que formalizó el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) el año pasado le permite tener recursos en el 2016 y la primera mitad del 2017 para continuar con el desarrollo del nuevo aeropuerto, aseguró su director corporativo de Finanzas, Ricardo Dueñas.

“Hasta el día de hoy no hay un recorte presupuestal por parte del gobierno”, comentó, luego de participar en un foro organizado por Latin Finance.

De acuerdo con el funcionario, la estructura de financiamiento de la nueva terminal es “más o menos” a partes iguales entre recursos públicos y privados (en el sitio web del proyecto se menciona que 58% provendrá de presupuestos de egresos de la Federación y el resto, de créditos bancarios y emisiones de bonos).

“Se han contemplado 6,000 millones de dólares de recursos privados, de un total de 13,000 millones de dólares que costará el proyecto en su totalidad”, agregó Dueñas.

En relación con la primera emisión de bonos, por unos 1,500 millones de dólares y que se utilizarán para repagar el crédito revolvente ya obtenido, dijo que están preparando la documentación necesaria y, eventualmente, podrían emitirse el presente año.

“Queremos estar listos. Estamos avanzando en el proceso para salir al mercado”, agregó.

APP, en análisis

El encargado de las finanzas del GACM también reiteró que de manera cotidiana se evalúan opciones mediante las que podría incrementar la participación del sector privado en el proyecto.

Desde su perspectiva, dicha opción se podría ver en trabajos periféricos al aeropuerto, como: terminal de carga, ductos de turbosina plantas de tratamiento de agua, aunque a la fecha no hay nada decidido y el esquema financiero se mantiene igual que desde que se presentó la nueva terminal.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios