ven ventaja de grandes empresas
Pequeños expendedores, en alerta por apertura
En Puebla y Tlaxcala ven presencia de “prestanombres”.
compartir

Puebla, Pue. Las asociaciones de Gasolineros Unidos de los estados de Puebla y Tlaxcala (GUPT) y Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), coincidieron en que adelantar la libre importación de gasolina sólo beneficia a empresas transnacionales que tienen franquicias “a través de prestanombres”.

Las presidentas de ambas agrupaciones, Luz María Jiménez Almazán y Aida Ramírez Torres, respectivamente, puntualizaron que mientras el gobierno federal no defina las reglas para importar, entonces descartan que exista un beneficio para los empresarios del sector y consumidores.

El anuncio realizado por el presidente Enrique Peña Nieto es que, a partir de abril próximo, haya la apertura de las fronteras para la libre importación de gasolinas, lo cual estaba programado hasta el 2017.

Entrevistadas por separado, Jiménez Almazán, que representa a 300 afiliados, consideró que antes de esa decisión del Ejecutivo federal falta detallar la Ley de Hidrocarburos sobre cómo se hará el trámite, el tiempo que llevará la autorización y el plazo para que llegue el energético a los distribuidores.

Consideró que la medida fue más en el sentido de alentar la inversión de transnacionales, mediante la adquisición de estaciones de servicios o controlen la distribución de las gasolinas.

Mencionó que otra de las dudas para los gasolineros es saber hasta qué cantidad podrán importar para no perjudicar a Petróleos Mexicanos (Pemex), “pues no creo que vayan a darle preferencia a las firmas extranjeras y sacrificar sus ventas”.

No bajará costo de combustibles

Por su parte, Ramírez Torres, quien representa a 50 empresarios poblanos, descartó que haya una disminución en el costo de los combustibles, tanto en beneficio del consumidor y los dueños de las estaciones.

Aseguró que las transnacionales, a través de sus “prestanombres” que manejan estaciones “son los que en realidad verán un beneficio, ya que están dispuestas a sacrificar sus ganancias uno o dos años con esa importación, para ofrecer el producto más barato y luego subir sus precios”.

Comentó que también la medida del gobierno federal es para resolver el desabasto que aún impera por parte de Pemex, ya que siempre les falta uno de los tres combustibles —Magna, Premium o diésel-, situación por la que deben mandar sus autotanques a otros estados para adquirirlo.

miguel.hernandez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de