pérdida neta volvió a romper récord en el 2015
Por primera vez, Pemex tuvo pérdidas antes de tributar
Antes de pagar impuestos, la estatal registró un saldo en contra de casi 130,000 millones de pesos y su utilidad negativa neta rebasó los 521,000 millones de pesos el año pasado.
Karol García
Mar 1, 2016 |
0:28
compartir

Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo una pérdida neta de 521,606 millones de pesos en el 2015, que fue 96.4% superior a la del año anterior y por segundo ejercicio consecutivo, la más alta en su historia, derivado del incremento en sus pasivos, de que duplicó sus pérdidas cambiarias frente al dólar y sobre todo, de la caída en sus ingresos ante el bajo precio internacional del barril de petróleo.

Por primera vez desde hace al menos una década, la estatal culminó el año con pérdidas antes de impuestos que ascendieron a 128,374 millones de pesos negativos para la empresa, en comparación con la utilidad de 480,531 millones de pesos que tuvo en el 2014.

De acuerdo con el informe anual que la petrolera envió a la Bolsa Mexicana de Valores, por sus bajos ingresos, Pemex pagó 47% menos impuestos que el año anterior, con lo que en el 2015 aportó al fisco 393,231 millones de pesos.

Pero ello no contuvo sus pérdidas, ya que la reducción en los ingresos que sufrió durante el año fue de 26%, en comparación con el año anterior, llegando a 1.166 billones de pesos.

El costo de ventas, derivado principalmente de la caída en el precio internacional del petróleo, se incrementó en 19%, pasando de 865,280 millones de pesos, en el 2014, a 1.031 billones de pesos, en el 2015, con lo que supera por primera vez en su historia el billón de pesos.

La estatal tuvo además un incremento interanual de 100% en la pérdida por fluctuación cambiaria del peso frente al dólar, que al cierre del 2015 fue de 154,369 millones de pesos.

Así, los activos de la estatal se redujeron en 7.6%, llegando a 1.966 billones de pesos, mientras que los pasivos totales crecieron en 7.28%, ubicándose en 3.106 billones de pesos. Con ello, el patrimonio de la estatal cayó en 15%, ubicándose en 1.140 billones de pesos negativos.

Insolvente, no

Ante la situación que enfrenta la estatal, la peor en su historia, el director general de la empresa, José Antonio González Anaya, aseguró que Pemex no es todavía una empresa sin solvencia.

“La situación no es sencilla, pero vamos a hacerle frente. Como lo he dicho, Pemex enfrenta falta de liquidez, pero es una empresa solvente y para probarlo están sus reservas, que como empresa la ubican entre las mejor posicionadas del mundo. Tenemos además la flexibilidad y los instrumentos que nos trajo la reforma energética y con los ajustes necesarios saldremos adelante”, aseveró en conferencia de prensa.

En comparación con la situación financiera que la estatal enfrentaba hace 10 años, su pérdida neta es 6.8 veces mayor, sus pasivos se incrementaron 2.9 veces, su pasivo laboral 3.4 veces y el patrimonio negativo se incrementó en 42 veces. Aunado a ello, la extracción de petróleo crudo ha caído 31%, y en los últimos dos años se le han decretado recortes al presupuesto por un total de 162,000 millones de pesos en conjunto.

kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios