utilidad se reducirá 33% en enero: onexpo
Nueva fórmula de precios golpea ganancia de gasolineros
Desde enero el margen comercial para las estaciones de servicio se redujo en un punto porcentual a 5.5% por litro de gasolina.
José Ángel García Elizondo, presidente de la Onexpo, en conferencia de prensa, acompañado de delegados de la organización.

La reducción de un punto porcentual promedio en el margen aprobado para los gasolineros del nuevo cálculo de precios -de 6.5 a 5.5%- reducirá 33% las utilidades de estos empresarios durante enero, aseguró la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) Nacional, que se mantiene alerta por el cierre de 180 estaciones de servicio por desabasto, bloqueos e inviabilidad económica, particularmente en la frontera norte.

De acuerdo con José Ángel García Elizondo, presidente de este organismo que representa a 11,400 gasolineros del país, el promedio nacional de venta en volumen de las estaciones de servicio es de 360,000 litros al mes, con lo que la utilidad con el nuevo margen -de 0.91 pesos para la Magna, 0.95 para el Diesel y 0.96 pesos para la Premium- será de aproximadamente 4,035 millones de pesos para el conjunto de las 11,400 estaciones de servicio del país, que, con un margen proporcional similar al que tenían el año pasado, se hubiera incrementado en 1,330 millones de pesos.

“Estamos buscando que se pueda tener un ajuste porque todos los demás componentes del precio de los combustibles tuvieron un alza y sólo a los gasolineros se nos redujo la utilidad”, dijo en conferencia de prensa, “buscamos un diálogo con Hacienda para que se valore por lo menos el margen que se venía teniendo el año pasado”.

Baja California, en riesgo

En tanto, se mantuvieron 180 estaciones de servicio cerradas por desabasto, vandalismo o inviabilidad económica, de las cuales, 130 están en Baja California y las restantes, en Chiapas, Puebla, Durango y Sinaloa.

En el caso de Baja California la situación ha llegado a un límite, dijo Arturo Islas Flores, vicepresidente de la Onexpo Nacional, porque, por una parte, están los bloqueos por el alza de precios de la terminal de almacenamiento de Pemex en Rosarito, que prácticamente ha dejado sin combustible a Mexicali, y ha encendido la alerta en los aeropuertos de Tijuana y Mexicali.

Pero, además, el esquema de deducibilidad fiscal, que se modificó al dejar de homologar el precio con el del otro lado de la frontera y sólo permitir una deducibilidad de hasta 15% en comparación con el del centro del país, mismo que se devolverá 50 días después de haber sido cobrado, vuelve inviable el negocio de estos empresarios, que han tenido que cerrar sus negocios en espera de que Hacienda autorice las negociaciones que llevan a cabo Pemex y la Onexpo para que la estatal reciba cartas de crédito o se reduzca el plazo de devolución del incentivo.

Por lo pronto, la demanda de gasolinas en la frontera se ha reducido 50%, mientras que las ventas estadounidenses han aumentado 75% por el menor precio en Estados Unidos, tanto por los que pueden cruzarse a llenar sus tanques como por los que importan el combustible, incluso sin permisos ni condiciones de seguridad.

kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de