se apoyará a expendedores por otras vías
Precio de gasolina no se homologará en frontera: SHCP
Pemex y Nafin otorgarán créditos a despachadores; combustibles se encarecerán 10% más en febrero, prevén empresarios del sector.
Decenas de gasolineras de la frontera han tenido que cerrar al no poder competir en precio con sus homólogas del lado de EU.
compartir

Luego de una tarde de negociaciones, este miércoles la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) llegaron a un acuerdo para apoyar a los gasolineros que están ubicados en la frontera con Estados Unidos y que no pueden financiar el pago de IEPS con su capital de trabajo, pese a los estímulos fiscales que les otorgaron con el esquema de flexibilización del mercado gasolinero.

La negociación incluye tres medidas diferentes que serán implementadas a lo largo de este mes y buscan evitar el cierre de las estaciones de servicio fronterizas con Estados Unidos; sin embargo, una de las peticiones de las empresas que era igualar los precios de ambos lados de la frontera fue rechazada por el gobierno.

La primera medida a la que se llegó es que Pemex va a operar de manera diferente con las estaciones de servicio fronterizas, a éstas les extiende el crédito que le otorga normalmente a los empresarios gasolineros de siete a 17 días, de esta manera se reduce la presión en el flujo de ingresos del punto de venta.

La segunda medida es un acuerdo de devolución rápida de los estímulos fiscales, de los créditos fiscales, de esta manera, una devolución que normalmente tardaría hasta 54 días y que en el esquema fiscal original sería financiado por la empresa, será resuelta en un máximo de 13 días hábiles.

El tercer acuerdo es la participación de Nafin con un esquema de apoyo al financiamiento de los empresarios gasolineros para su operación por medio del apalancamiento del crédito fiscal correspondiente. El acuerdo entre la SHCP, Pemex y la Onexpo fue promovido bajo la dirección del subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher.

El martes, la Onexpo dijo que 180 gasolineras estaban cerradas en la frontera, entre otras cosas por desabasto, pero también por inviabilidad económica, pues deben competir contra despachadores estadounidenses que ofrecen combustible hasta 20% más barato.

Otro gasolinazo

Empresarios gasolineros consultados por El Economista refirieron que en la siguiente revisión al precio de la gasolina el 3 de febrero próximo se podría dar un incremento de entre 8 y 10% de acuerdo con la perspectiva del mercado petrolero, el encarecimiento del dólar y el movimiento de los mercados spot en Texas.

Los expendedores explicaron que la presión del dólar sobre las compras en el mercado spot de gasolinas aumentará el costo en pesos y éste se verá reflejado en el precio final del consumidor.

Actualmente el precio promedio de la gasolina es de 15.99 pesos por litro de Magna, de este monto 4.60 pesos son IEPS y 11.39 es la suma del costo del combustible más los costos de logística, IEPS ambiental, utilidad y el IVA; el aumento esperado se aplicaría al costo de la molécula que en promedio quedaría entre los 12.30 y los 12.52 más el IEPS de 4.60 pesos.

De esta forma en promedio el precio final quedará entre 16.90 y 17.129 pesos por litro en promedio la gasolina Magna. En los 11 días que han transcurrido del 2017, el tipo de cambio se ha incrementado 6.1%, acercándose a los 22 pesos por dólar, y la presión es alcista a medida que se acerca el 20 de enero, cuando Donald Trump tomará posesión como presidente de Estados Unidos.

Junto con el incremento en el precio de los combustibles se espera el inicio de las primeras operaciones de importación privada en la región noreste del país para atender las estaciones de servicio de la frontera. El precio que los privados pueden conseguir en Texas es de 1.90 dólares por galón más unos 10 centavos de dólar (2 pesos por barril) de logística para importar en la franja fronteriza de 45 kilómetros.

El promedio nacional es de 2.37 dólares por galón y las razones que los analistas argumentan para el alza es el acuerdo de la OPEP que permitió al precio del WTI en el mercado de Nueva York rebasar los 53 dólares y mantenerse encima de este nivel. En diciembre, como efecto del pacto petrolero, el precio promedio de la gasolina subió 16 centavos el galón en Houston y en Estados Unidos.

Igualar precios y créditos

Legisladores proponen incentivos

En otro frente, a propuesta de la senadora panista Marcela Torres Peimbert, el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un acuerdo para solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Comisión Reguladora de Energía que apliquen un subsidio para homologar el precio de las gasolinas en la frontera norte del país con su referente en Estados Unidos.

La senadora Torres Peimbert argumentó que los habitantes de las zonas fronterizas prefieren cruzar la frontera con el propósito de poder ahorrarse “poquitos pesos”, frente al incremento del pasado 1 de enero, lo que también merma el desarrollo económico de la frontera.

A propuesta del diputado del PRI Edgar Romo, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un punto de acuerdo para pedir al gobierno federal que amplíe los incentivos y créditos a los concesionarios de estaciones de gasolina, para que modernicen sus instalaciones y puedan hacer frente a la competencia que se avecina por la liberación del mercado de los combustibles.

También se exhortó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a que en un plazo máximo de 15 días realice la devolución de los estímulos fiscales que actualmente existen para los gasolineros; asimismo, pidió a Petróleos Mexicanos que valore la viabilidad de ampliar el término de pago del crédito que se otorga a los concesionarios. (Jorge Monroy)

empresas@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de