puede bajar dependencia de gas importado
Explotación shale requiere regimen especial: expertos
Recomiendan establecer estrategia separada a la del petróleo y reglas más flexibles para las licitaciones de recursos no convencionales.
145% creció la importación de gas natural en el último lustro.

Las crecientes importaciones de gas natural, que en los últimos cinco años se incrementaron 145%, representan la mejor oportunidad de inversiones de la reforma energética mediante el desarrollo de una industria de extracción gasífera nacional, particularmente a partir de los recursos no convencionales, que requerirá de una estrategia particular en términos de regulación, fiscalización y flexibilidad, consideraron expertos del sector.

Johann Schmid, director ejecutivo de Estrategia de Energía de Accenture México, explicó a El Economista que además del incremento en la demanda de gas por parte de la industria manufacturera nacional, existe además el potencial competitivo en precios para el mercado internacional, ya que México se indexa al precio spot Henry Hub, que años seguirá siendo el más barato del mundo.

A ello, se añade que al menos dos terceras partes del potencial de recursos gasíferos cuentan con líquidos asociados que incrementan el valor de la producción. Por ello, debe elaborarse una estrategia nacional de extracción de gas independiente a la asociada al petróleo, que incluya una línea regulatoria específica para la producción de hidrocarburos no convencionales, mediante fractura hidráulica, además de agilidad regulatoria para la incursión de empresas pequeñas con bajos retornos que en conjunto generen eficiencias.

“El tema de los permisos ambientales para esta actividad es crítico.

Hoy hace falta poner especial atención en la tramitología que se requiere para poder ejecutar los programas en los tiempos necesarios y garantizar los retornos de inversión a una industria muy diversificada, como es la que participa en la extracción de recursos no convencionales”, dijo.

Por ello, consideró que no le queda mucho tiempo a la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental para por lo menos avanzar en los tiempos que marcan los contratos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Ejes para el shale

De acuerdo con el centro de análisis Pulso Energético de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos, hay cinco claves que potenciarían el desarrollo del shale en México, tales como la aplicación de contratos de licencia, que bajan la carga burocrática del reparto de regalías con el Estado.

También consideran una fase piloto de evaluación entre la exploración y el desarrollo de los contratos, ya que regularmente cuentan con declinaciones aceleradas que sólo mediante métricas en escala revelan su potencial. Además, requieren planes de desarrollo flexibles para que la información de pozos anteriores sirva para nuevas perforaciones, junto con incentivos fiscales como la deducción de algunas tasas en proyectos específicos en su arranque (como se hace en otros países) y regulación que evolucione constantemente, sobre todo en términos ambientales.

Las licitaciones

El año pasado se canceló la primera la primera subasta de campos no convencionales, la Ronda 1.5, por falta de regulación y los bajos precios internacionales.

Sin embargo, en el nuevo esquema licitatorio con un periodo de nominación de campos por parte de privados, se realizará la Ronda 2.4, cuya convocatoria saldrá en julio para la adjudicación de campos en diciembre de este año. Con este tipo de recursos en tierra junto con campos en aguas profundas. Asimismo, la última licitación programada dentro de la actual administración, la 3.2, será para este tipo de recursos y su convocatoria se publicará en abril del 2018 para la adjudicación de campos en octubre del próximo año.

Cinco claves para el desarrollo del shale en México:

  • Contratos de licencia, por su menor carga administrativa.
  • Incluir fase piloto de evaluación de recursos, para ver cómo se comporta el yacimiento y ver cuáles son sus costos.
  • Dar mayor flexibilidad al plan de desarrollo, pues el desarrollo del shale es un proceso adaptativo.
  • Establecer un marco fiscal que incentive la actividad inicial bajando, por ejemplo, las regalías del primer año de producción de un pozo.
  • Instaurar una regulación evolutiva para incorporar las lecciones aprendidas en la implementación inicial.

kgarcia@eleconomista.com.mx


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de