sindicato se aferra a monopolio de transporte
Petroleros bloquean la reforma energética
En diversas TAD de Pemex en Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Coahuila, integrantes del STPRM han bloqueado la carga de gasolina.
Antes de la reforma energética, Pemex detentaba el monopolio del transporte de combustibles, a través de sus pipas.
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) impidió que al menos siete empresas gasolineras cargaran combustible en las terminales de almacenamiento y distribución en Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Coahuila, pese a que el nuevo marco legal lo permite.

De acuerdo con reportes de las empresas, de los que El Economista tuvo conocimiento, su intención fue comenzar a cargar de manera independiente en las terminales de almacenamiento y distribución (TAD) de Pemex Logística en las primeras horas del lunes 3 de abril y de esa manera reducir sus costos de operación; sin embargo, sus unidades fueron bloqueadas por comitivas del sindicato, acompañadas de abogados.

La idea era iniciar este nuevo esquema de transporte mediante grupos gasolineros que habían solicitado la liberación del transporte desde meses atrás. Entre otros destacan Oxxo Gas, Petro 7, Orsan, Combugas, Nexum, Corporativo Burgos y otras empresas.

El nuevo esquema de contratos de franquicia contempla que Petróleos Mexicanos (Pemex) no imponga la modalidad de transporte para el suministro de gasolinas y diesel; de esta manera los interesados, es decir, las estaciones de servicio, pueden, si es de su interés, contratar libremente el transporte de combustibles para sus depósitos, en igualdad de condiciones que se exigen a Pemex.

Las pipas de combustibles contratadas por los grupos gasolineros mencionados acudieron con sus órdenes de carga a las terminales de almacenamiento correspondientes y ahí se toparon con las comitivas del STPRM que impidieron las operaciones, revelaron fuentes de las empresas.

De acuerdo con los testimonios recabados por El Economista, hubo caos por horas en las terminales porque el personal administrativo de Pemex Logística entregaba la operación de las terminales al sindicato y mientras se retiraban, reportaban a los administradores de las Estaciones de Servicio que no contaban con producto y que el suministro se reanudaría más tarde.

Horas después del primer choque, el personal administrativo de Pemex ofreció como solución mandar el equipo de transporte a centros de reparto alternos, lo que no pudo efectuarse porque las comitivas del STPRM fueron informadas de la pretensión de Pemex de reubicar a los clientes, por lo que en las otras terminales también evitarían la carga de los autotanques.

En cuestión de minutos, comitivas del STPRM llegaron a los centros de trabajo que Pemex había considerado como centros embarcadores alternos, relataron representantes de las empresas afectadas.

En la terminal de almacenamiento de San Luis Potosí, las discusiones entre la comitiva del STPRM y el personal administrativo de Pemex subieron tanto de tono que el personal administrativo de Pemex fue relevado de sus funciones por personal sindicalizado y fueron invitados a retirarse de sus funciones e irse a sus casas hasta el día siguiente; a lo cual por instrucciones de personal de Pemex de la Ciudad de México aceptaron.

Finalmente, Pemex cedió a las presiones del sindicato y negoció con los gasolineros que la única manera de evitar desabasto en sus estaciones de servicio era aceptar el reparto local, es decir aceptaron que nuevamente fuera el equipo de Pemex con personal sindicalizado quien les entregara el producto en sus estaciones.

La reforma energética mexicana, aprobada en su parte constitucional y reglamentaria durante el 2013-2014, rompió el monopolio estatal de Pemex en las actividades de importación, transporte, almacenamiento y distribución de petrolíferos, por lo que empresas privadas ya desarrollan proyectos de esta naturaleza en los estados de México, San Luis Potosí, Nuevo León y Veracruz.

El mercado gasolinero mexicano:

  • 770.3 mil barriles diarios de gasolina se vendieron en México a febrero del 2017.
  • 375.4 mil barriles diarios de diesel fueron comercializados en el mismo lapso.
  • 33.62 millones unidades conforman el parque vehicular a gasolina proyectado en México para el 2017.
  • 0.83 millones de unidades componen el parque vehicular a diesel proyectado para este año.

El sistema nacional de logística de petrolíferos:

  • 8,958 kilómetros de poliductos
  • 77 terminales de almacenamiento y distribución
  • 15 terminales marítimas
  • 11,431 estaciones de servicio

luis.carriles@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de