avanza proceso de modernización
Instala Pemex megacaldera en refinería de Tula
El traslado de la megacaldera costó 52 millones de dólares y recorrió a velocidad mínima distintas carreteras del país.
Karol García
Abr 19, 2017 |
0:57
La primera de seis megacalderas para la refinería de Tula es una estructura de 560 toneladas. Foto Archivo EE: Natalia Gaia
compartir

La primera de seis calderas para separación de combustibles en la nueva planta coquizadora de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue instalada en la refinería de Tula, Hidalgo, luego de un viaje de 77 días a través de 975 kilómetros en distintas carreteras mexicanas.

La estructura de 560 toneladas de acero, con 43 metros de altura y 9.5 metros de diámetro, fue construida en el puerto de Avilés, España, y por su capacidad de fraccionamiento térmico —ya que se calienta hasta separar moléculas de hidrocarburos— tuvo que ser trasladada en una sola pieza por barco al puerto de Altamira, Tamaulipas.

De ahí, recorrió a velocidad mínima las carreteras de Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, el Estado de México e Hidalgo, deteniendo el paso de otros automovilistas durante su recorrido en que incluso fue necesario desprender cables eléctricos y construir libramientos y terracerías para su avance. El traslado tuvo un costo de 52 millones de dólares y en su ejecución y montaje participaron 33 maniobristas, tanto de Pemex como de ICA Fluor, que desde el 2014 lleva a cabo la construcción de la nueva planta.

Durante la colocación de esta pieza, el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, aseguró que con esto avanza el proceso de modernización de las refinerías en México, para el cual también buscarán socios donde mejor les convenga. “De aquí hacia adelante estamos buscando alianzas para completar esto de manera más rápida, en comparación con el escenario de hacerlo solos”.

La instalación del primer tambor tardó ocho horas y se ejecutó con tres grúas; la principal, de marca Liebherr para el montaje, tiene una capacidad de 3,000 toneladas y es una de las tres más grandes del mundo en su tipo.

ICA Fluor firmó un contrato por 1,300 millones de dólares con Pemex para la construcción de esta planta coquizadora. La nueva planta completa arrancará operaciones en el segundo semestre del 2019. En total, se había anunciado que aportaría 86,000 barriles diarios de combustibles como gasolina, diesel y turbosina, mediante el proceso de crudo. Finalmente, el estimado de incremento será de 55,000 barriles diarios de gasolinas y otros 60,000 de diesel. Actualmente, la refinería produce cerca de 250,000 barriles diarios, operando a 80% de su capacidad.

Otras tres calderas ya en el sitio se instalarán cada dos días y las dos restantes, junto con una torre de separación —que llegará en dos partes, porque mide casi el doble de estos equipos— llegarán en junio, para lograr un avance de 66% en esta reconfiguración.

kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de