salida, si no logra “grandes cambios”
Trump amaga con dejar el TLCAN
Donald Trump firmó ayer una orden ejecutiva para ajustar políticas migratorias laborales de EU y de compras gubernamentales para favorecer a las empresas locales.
Retoma descalificaciones tras comentarios matizados de su gabinete. Foto: AP

El presidente estadounidense, Donald Trump, amagó este martes que impulsará grandes cambios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), o de lo contrario sacará a Estados Unidos del mismo.

“El TLCAN ha sido un desastre para Estados Unidos. Un completo y total desastre”, dijo Trump en una visita a una fábrica de herramientas en Wisconsin.

Trump y su gobierno se han caracterizado por mantener un discurso contradictorio en varias de sus posiciones económicas, como sobre la presunta manipulación cambiaria de China para favorecer sus exportaciones, el impuesto fronterizo o los cambios al TLCAN.

En marzo, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, había dicho que la renegociación del TLCAN beneficiaría a México, mientras que Peter Navarro, consejero comercial de Donald Trump, sugirió que, tras los cambios al acuerdo, Estados Unidos conformaría junto con Canadá y México una “potencia manufacturera regional”.

“Vamos a hacer unos cambios muy grandes al TLC o vamos a deshacernos del TLC de una vez por todas”, comentó Trump.

En Kenosha, Wisconsin, lanzó este cuestionamiento en particular: “En Canadá algunas cosas muy injustas han sucedido a nuestros productores de leche y a otros productores. Es otro típico acuerdo unilateral contra Estados Unidos y no va a estar sucediendo por mucho tiempo”.

A finales de marzo, Trump presentó un borrador de los cambios que pretende hacer al TLCAN, como parte del proceso para iniciar la renegociación del mismo, y afirmó entonces que “tratará de mantener y ampliar el acceso al mercado actual” entre Estados Unidos, México y Canadá.

Sus propuestas en ese documento incluyen la creación de un mecanismo general de salvaguardia y el establecimiento de una medida específica que se conoce como snap back, la cual permite el aumento de aranceles (a niveles de Nación Más Favorecida) ante repentinos aumentos en las importaciones que pasen un cierto volumen y si el precio interno cae por debajo de un cierto nivel.

Tras ser calificados estos cambios como “modestos” por el diario The Wall Street Journal, la Casa Blanca dijo que el documento está enfocado a la ratificación de Robert Lighthizer como representante comercial.

“Y una vez cuando tengamos eso (la ratificación) tendremos más actualizaciones sobre dónde estamos con respecto al TLC y el resto de nuestros acuerdos comerciales”, replicó Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca. México ha amagado también con salirse del TLCAN si no logra una renegociación que permita “ganar-ganar” a los tres socios comerciales.

Trump informó además que buscará renegociar el TLC entre Estados Unidos y Corea del Sur para reducir su déficit comercial e inició un “diálogo económico” con Japón que podría derivar en la negociación de un TLC bilateral.

Sistema afecta a trabajadores locales: trump

Va EU por ajustes a visas de trabajo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el martes una revisión del programa de visas para atraer trabajadores extranjeros altamente calificados al país, lo que deja a las firmas tecnológicas y de outsourcing.

En momentos en que trata de desarrollar su promesa de campaña de “Estados Unidos primero”, Trump firmó un decreto sobre el programa de visas denominado H-1B, popular en la industria tecnológica, en una visita a la oficina central de Snap-On Inc, un fabricante de herramientas en Kenosha, Wisconsin.

Un objetivo, según asesores del presidente, es modificar o reemplazar el actual sorteo de las visas H-1B por un sistema basado en méritos que restringiría las entregas de los documentos a trabajadores altamente calificados. Los ciudadanos de la India son los más beneficiados anualmente con la entrega de las visas H-1B.

Los críticos del programa dicen que la mayoría de las visas H-1B son otorgadas a trabajadores de empleos de bajos salarios y firmas de outsourcing, muchas con sede en India. Aseguran que quitan empleos a los estadounidenses y reducen los salarios.

“En estos momentos, el abuso generalizado en nuestro sistema de inmigración permite que los trabajadores estadounidenses de todos los orígenes sean reemplazados por trabajadores traídos de otros países”, dijo Trump.

El gobierno estadounidense usa un sistema de sorteo para entregar 65,000 visas por año y distribuye otras 20,000 a trabajadores graduados universitarios.

Además de abordar el tema de las visas, Trump ordenó una revisión de las prácticas de adquisiciones gubernamentales, a fin de aumentar la participación de productos locales en los contratos federales. (Reuters)

rmorales@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de