ensamble se realizaría en méxico
JAC propondrá modelo de taxi eléctrico económico
La automotriz china, apoyada por Carlos Slim, trabaja en un prototipo para la CDMX que, si se avala, comenzaría su producción en el 2018.
Elías Massri Sasson, presidente y director general de Giant Motors Latinoamérica y de la automotriz JAC. Foto EE: Hugo Salazar
compartir

La empresa china JAC prepara el prototipo del primer vehículo 100% eléctrico de bajo costo armado en nuestro país, que se convertiría en el taxi de la Ciudad de México, que de ser avalado por las autoridades capitalinas a finales de este año, en el 2018 se podrían fabricar en serie en la planta de Hidalgo, aseguró Elías Massri Sasson, director general de la automotriz.

El proyecto para el taxi eléctrico de la Ciudad de México está respaldado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti), la empresa fabricante de unidades eléctricas Moldex, jóvenes de Universidades como el Tecnológico de Monterrey Estado de México y el Conacyt, y sería ensamblado por JAC, que trabaja de la mano de Inbursa, de Carlos Slim, en 50% en capitales.

En entrevista con El Economista, Massri Sasson, también directivo de Giant Motors Latinoamérica —empresa ensambladora de camiones—, explica que el Grupo ha fabricado 500 camiones de reparto de carga pequeña junto con Bimbo y Moldex, “lo que representa un aporte a reducir los índices de contaminación”, pero existe un proyecto más ambicioso como es un prototipo que podría ser el taxi de la Ciudad de México, 100% eléctrico.

“El problema que vemos con el auto eléctrico es que está entrando a un mercado de lujo. Eso no va eliminar la contaminación, porque los usuarios siguen teniendo su coche a gasolina y no lo cambiarán (por no ser redituable)”, dijo el empresario, por lo que el grupo de trabajo del que es parte JAC se encuentra en el análisis para incorporar una batería que optimice el rendimiento y por tanto, a menor costo.

Abundó que se busca que la batería tenga carga rápida. “Mientras el conductor esté comiendo, por ejemplo, conecta su taxi y lo sube a 30% y quizá tenga menos costos en baterías, con carga más recurrente y el costo sea menor y eso sí es una solución a los contaminantes, cualquier otro esfuerzo son paliativos”.

Elías Massri afirmó: “Vamos a conseguir la mejor batería a nivel mundial para este propósito y ojalá pueda ser de mayores componentes mexicanos (el carro) y salga hecho en México. Pero lo que tenemos que buscar es la solución al problema: atacar la contaminación”.

De acuerdo con Elías Massri, el proyecto de los eléctricos requiere de incentivos e inversión gubernamental, porque —por ejemplo— los centros de recarga no están ubicados para el uso de taxis. “Si hablamos de taxis y rutas sabemos en dónde camina y para, se deben tener estaciones claras, que quizá estén patrocinadas por publicidad o mercadotecnia.

Hoy tenemos cargadores en centros comerciales de lujo y eso no funciona para los que lleguen”. A dos meses de aperturar sus agencias en México, JAC ha vendido 50 unidades, con apartado de 75 unidades de sus modelos SEI 2 y SEI 3, lo que ha superado expectativas. Para este año, prevén ensamblar 10,000 unidades.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de